Rubalcaba anuncia un nuevo plan para apurar el proceso

El Ejecutivo quiere acelerar la reestructuración de las cajas

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoce que el Ejecutivo ultima un plan para acelerar el proceso de reestructuración de las cajas de ahorros "con el objetivo de reforzar su solvencia y su credibilidad".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció un nuevo plan para acelerar el proceso de reestructuración del sector del ahorro. Dicho plan, que "no tardará mucho en ser presentado", contará con la participación de la Confederación Española de las Cajas de Ahorros (CECA), del Ministerio de Economía y del Banco de España.

El número dos del Ejecutivo destacó que el objetivo del Gobierno es reforzar la solvencia de estas entidades, lo que alude a su recapitalización; así como mejorar su credibilidad, lo que supone hacer un esfuerzo de transparencia, a través de la realización de nuevos test de estrés y la publicación al detalle de todos los activos inmobiliarios que están en el balance de las cajas.

El ministro hizo hincapié en que el Gobierno está trabajando en el contenido de estas medidas, pero no en la forma en la que se articularán, por lo que no precisó si llevará a cabo la publicación de nuevas normas.

"Estamos en el contenido, no en cómo se instrumentará. Cuál es la norma lo veremos a continuación. No estamos en esta fase y no tenemos el calendario", subrayó Rubalcaba, quien incidió en que si el Gobierno pide una aceleración del proceso lo lógico es que haga sus planteamientos de manera rápida.

Sobre si la aceleración del proceso podría suponer una reforma del FROB, aprobado en 2009 para contribuir a la capitalización de las cajas, el ministró volvió a insistir en que en este momento el debate tal y como está planteado pasa por "reforzar la solvencia de las cajas y mejorar su capitalización".

En cuanto a los futuros test de estrés, Rubalcaba defendió que las entidades españolas superaron con nota las anteriores pruebas y que el actual sistema presenta la misma solvencia que entonces, pero que con las medidas avanzadas se persigue alcanzar una mayor transparencia.

El anuncio del Ejecutivo se produce después de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dependiente del Ministerio de Economía, presentase este martes ante inversores internacionales un informe sobre la reestructuración financiera en el que avanzaba algunas medidas a adoptar para acelerar el proceso de capitalización de las cajas de ahorros.

Entre las medidas que esboza el documento se encuentran alentar y facilitar la entrada de inversores privados, o incluir cambios en la regulación de las cajas de ahorro eliminando los obstáculos que dificultan su acceso a los mercados de capitales. Asimismo, podría plantearse una aceleración efectiva para separar el negocio financiero y la acción social.

Además, el FROB podría conceder de forma temporal ayuda para aumentar los fondos de inversores privados y tomar participaciones en entidades para inyectar capital de forma directa.