Por 460 millones de euros

Ono estudia una colocación de bonos en EE UU y Europa

Ono está estudiando una colocación de bonos entre inversores potenciales en Estados Unidos y Europa por un valor de 460 millones de euros y fecha de vencimiento a 2019, informaron fuentes del mercado.

Con esta operación, la compañía busca refinanciar parte de una deuda con vencimiento a 2014. En concreto, una emisión de bonos de 2004, por 180 millones de euros, y otra emitida en 2006, por una importe de 270 millones de euros, ambas con fecha de vencimiento en 2014.

Las fuentes indicaron que la compañía ha contactado con potenciales inversores en Estados Unidos con el fin de dar a conocer al grupo, ya que en Europa la firma presidida por José María Castellano es "bien conocida y goza de buena acogida por parte de los mercados". Esta nueva colocación de bonos está garantizada de forma subordinada por Cableuropa.

El vencimiento de la deuda inicial, sobre la que se prevé la nueva colocación, está previsto para 2014. Por esta razón, las fuentes precisaron que no es "urgente" para la compañía colocar estos bonos y que, dicha operación es una "decisión" de la empresa, que considera que, dada la situación de los mercados, es un buen momento para la colocación.

Por lo tanto, la consecución de la misma, así como el mix de colocación, depende del coste ''euro-dólar'', así como de obtener la máxima rentabilidad posible para la operadora de cable.

Las fuentes añadieron asimismo que la eventual colocación goza del "visto bueno" de las agencias de calificación, que prevén una "buena acogida" por parte de los mercados y se han mostrado gratamente sorprendidas.

En concreto, la agencia Moody''s mantiene la valoración de la deuda de la compañía con una perspectiva positiva a corto plazo, que anticipa una posible subida de ''rating''.

Así, el analista de Moody's Iván Palacios explicó que esta emisión de bonos forma parte del esfuerzo de la compañía para abordar la refinanciación de deuda a 2013-2014 y, añadió, que, en caso de tener éxito, tendría "consecuencias positivas" para el perfil de riesgo de Ono, que recientemente finalizó con éxito una colocación de este tipo.

No obstante, Moody's precisó que Ono sigue enfrentándose a "desafíos" en materia de financiación pero, apuntó, que espera que la firma continúe mejorando su perfil de vencimiento de deuda y que la continuación del proceso de refinanciación podría traducirse en una posible alza de la calificación.

Esta operación de produce pocos meses después de que la compañía cerrará, a finales de octubre, una emisión de bonos por 700 millones de euros con vencimiento a diciembre de 2018 destinada a cancelar por adelantado parte de su deuda bancaria.

Esta operación, que se elevó en 200 millones de euros adicionales por la buena acogida recibida por parte de los inversores institucionales, se enmarcaba dentro del proceso integral de refinanciación de Ono para alargar los vencimientos de la deuda y acceder a un mayor número de fuentes de financiación

En ese momento, las agencias de rating Fitch, Moody's y Standard & Poor's valoraron la emisión por la capacidad de la firma para acceder al mercado de capitales y por cumplir con anticipación los vencimientos de deuda a 2013.