Por tercer año consecutivo

MSC Cruceros congela los precios en 2011

La naviera italiana MSC Cruceros ha congelado sus precios en 2011 por tercer año consecutivo, a pesar de haber incrementado el número de pasajeros en España tanto en 2009 como en 2010, según ha indicado el director general del grupo en España, Emiliano González.

En 2010, el incremento en sus pasajeros en España fue del 15 %, hasta 77.000 viajeros frente a 67.000 el año anterior, crecimiento que se situó por encima de la ampliación de la oferta.

Al incorporar un nuevo barco, la naviera amplió en 2010 su flota a once unidades, con lo que la capacidad ofrecida se ha incrementado entre un 8 % y un 9 %.

En 2009, el aumento del número de pasajeros fue aún mayor, del 20 % respecto a 2008, mientras que este año González prevé una mejora del 10 %, hasta 85.000 pasajeros.

Este último aumento vendrá impulsado por la incorporación de un nuevo destino, el Golfo Arábigo, y dos nuevos puertos de embarque en España, Bilbao y A Coruña, donde se ofrecerá recorridos por el norte de Europa, ya que la naviera ha mantenido la misma capacidad del ejercicio anterior y no incorporará un nuevo barco hasta mayo de 2012.

Su barco número doce, MSC Divina (en homenaje a Sofía Loren), supone una inversión de 500 millones de euros.

Gracias al crecimiento en pasajeros en los dos últimos ejercicios, MSC Cruceros ha aumentado su cuota de mercado en España en dos puntos porcentuales, al pasar del 12 % al 14 %.

La italiana es la tercera naviera en España, por detrás de Pullmantur e Iberocruceros.

Respecto a las cifras mundiales del grupo, el crecimiento interanual en 2010 fue del 18 %, hasta 1,2 millones de pasajeros.

El sector de los cruceros sigue creciendo a pesar de la crisis, destacó el directivo, dado que su penetración en España aún sigue siendo baja en relación a los mercados maduros y que el producto ha calado profundamente en el cliente español.

En 2009, España generó 590.000 cruceristas, mientras que los mercados maduros en el segmento de los cruceros registraron 1,5 millones de pasajeros el británico, 1,1 millones el alemán, y 800.000 el italiano.