Elecciones en Portugal

Cavaco cree que una segunda vuelta perjudicaría a Portugal ante los mercados

El presidente de Portugal y candidato a la reelección, el conservador Aníbal Cavaco Silva, advirtió hoy de que no resolver las elecciones del domingo en la primera vuelta podría perjudicar al país en los mercados internacionales.

Cavaco Silva, en dos entrevistas al popular diario "Correio da Manhá" y la radio católica "Renascenca", se presentó como el único de los seis aspirantes a la Presidencia con conocimiento y experiencia suficientes para ocupar el puesto, y criticó tanto a sus rivales como a los periodistas por orquestar una campaña en su contra.

El presidente luso, que afronta estos comicios como claro favorito en las encuestas -todas le otorgan más de un 54 por ciento de apoyo-, busca la victoria en la primera vuelta, para lo que tiene que reunir más de la mitad de los votos.

En opinión de Cavaco, "el país no aguantaría otras tres semanas más de campaña", tal y como ocurriría en caso de tener que celebrarse una segunda vuelta.

"Todo aquello que sea aplazar el poder concentrar nuestra atención sobre los graves problemas que afronta Portugal, perjudica la situación del país", aseguró el candidato, interrogado sobre si la presión de los mercados internacionales podría recrudecerse en función de los resultados de las elecciones presidenciales.

Cavaco, de 71 años, señaló que los inversores estarán atentos a los resultados de estos comicios, y avisó de que la llegada a la jefatura de Estado "de alguna tendencia extremista o radical" puede influir negativamente en la percepción sobre el país.

El aspirante, apoyado por el Partido Social Demócrata -el principal de la oposición en el Parlamento- y el democristiano CDS-PP, rechazó "especular" sobre un hipotético rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional a Portugal, y se limitó a señalar que el Ejecutivo trabaja para evitar esta posibilidad.

El jefe de Estado cohabita desde 2006 con el Gobierno socialista de José Sócrates con quien ha tenido algunas discrepancias respecto al modo de combatir la aguda crisis económica que afecta al país.

Cavaco Silva, que antes de llegar a presidente desempeñó las funciones de primer ministro entre 1985 y 1995, acusó a sus otros cinco rivales en estas elecciones de no estar preparados para asumir el cargo de presidente.

Apuntó, además, que estos candidatos "no conocen la situación del país", que calificó de "bastante grave" debido a la crisis económica y financiera que azota Portugal.

"El presidente tiene que estar preparado para las situaciones imprevisibles, tener experiencia, ser capaz de analizar lo ocurrido y tomar las decisiones más adecuadas para el interés nacional", insistió.

Cavaco volvió a denunciar la existencia de una campaña en su contra, después de la aparición en la prensa lusa de dos polémicos casos.

Varios medios publicaron que el actual presidente se benefició de la compraventa de acciones de un banco luso intervenido en 2008 y se le vinculó con unas supuestas irregularidades en la construcción de una residencia en el Algarve que no contaba con los permisos necesarios.

"Es una pena que la prensa no revelara quién alimentaba estos casos, porque los periodistas saben quién montó la operación", recalcó. EFE