Aunque descarta problemas de solvencia de España

Goldman Sachs rebaja el precio objetivo de la banca española

El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs ha rebajado el precio objetivo de los bancos españoles tras elevar hasta 149.000 millones de euros su estimación de pérdidas acumuladas para el conjunto del sistema que, sin embargo, cuenta a su vez con una menor capacidad de absorción de las mismas. no contempla la posibilidad de que España se vea obligada por el "complicado entorno de financiación" a buscar ayuda financiera externa, y asegura que tampoco comparte las preocupaciones de muchos inversores que creen que el país podría tener en última instancia "un problema de solvencia subyacente".

En opinión de la entidad de Wall Street, la única respuesta a la crisis continuada del sector bancario español consiste en romper el ''círculo vicioso'' existente entre las pérdidas de las entidades y el balance de las cuentas públicas.

"Los fondos del sector público están disponibles como último recurso, pero la confianza de los inversores en deuda soberana sólo regresará definitivamente cuando existan evidencias concretas de la disponibilidad de capital privado para cubrir las pérdidas de los bancos", señala la entidad. "La entidad financiera considera que la alternativa de exponer el balance de las cuentas públicas del Estado a cargas potencialmente significativas "ha demostrado ser una vía de mayor riesgo".

En este sentido, la entidad estadounidense apunta que, a pesar de que su estimación de pérdidas acumuladas para el sistema apenas ha aumentado un 10% desde junio, hasta 149.000 millones de euros, se ha producido también un descenso más acusado de la capacidad de las entidades para absorber dichas pérdidas, ya que su beneficio estimado antes de provisionar alcanzaría los 52.000 millones de euros, un 26% menos de lo previsto en junio.

No hay peligro de insolvencia de España

A pesar de esta valoración dekl sistenma financiero, la entidad no cree que esta situación vaya a devenir en un falta de solvencia del estado y como consecuencioa de esto un posible rescate financiero a España. "Aunque no estamos ilusionados ante la magnitud de los desafíos que se avecinan, es necesario hacer una clara distinción, desde nuestro punto de vista, entre una potencialmente prolongada debilidad cíclica a raíz de la reorientación de su economía y la solvencia en general del Gobierno", remarca.

En un informe titulado 'España: ¡Sostenible!', Goldman asegura que, "incluso en el escenario más pesimista", que incluiría una transferencia de la deuda del sector privado a la deuda soberana o unas peores previsiones de crecimiento y coste del endeudamiento, "la deuda pública española es improbable que exceda el 90% del Producto Interior Bruto (PIB), difícilmente un caso de insolvencia".

Asimismo, la entidad destaca que el Gobierno español ha implementado un "impresionante catálogo de reformas políticas en los últimos seis meses" que, aunque llevará tiempo que "den sus frutos", deberían incrementar la tendencia al crecimiento y, por tanto, la sostenibilidad de la deuda. Sin embargo, añade que el país necesitará seguir avanzando en sus reformas estructurales si quiere desencadenar el crecimiento futuro.