Reforma de las pensiones

Toxo y Méndez creen posible el acuerdo siempre que no haya "intoxicaciones, ni filtraciones"

Los secretarios generales de CC OO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, han asegurado que es "posible y necesario" alcanzar un acuerdo en materia de pensiones, aunque han pedido que no haya "intoxicaciones, filtraciones ni propuestas desconocidas" a falta de apenas unos días para llegar al plazo límite de negociación.

Los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, al comienzo de la manifestación de los empleados públicos esta tarde en Madrid
Los secretarios generales de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, al comienzo de la manifestación de los empleados públicos esta tarde en Madrid

Entre esas propuestas y filtraciones, los dirigentes sindicales se han referido a la nueva ayuda de 350 euros que se anunció ayer para los parados que no cobran prestación ni subsidios, y han recordado que el 25 de enero, fecha en la que debería estar cerrado el acuerdo, "está cerca", por lo que han considerado que es momento "de concretar posturas" entre las partes.

En rueda de prensa en Sevilla previa a una asamblea con delegados de CC OO y UGT, Toxo y Méndez han reconocido que actualmente las posturas siguen alejadas y han valorado el "acercamiento" de los nuevos dirigentes de la CEOE, quienes "no tienen un actitud tan alejada como el Gobierno" en materia de negociación colectiva. A su juicio, el Gobierno "debe dar un paso" adelante para propiciar el acuerdo, que pasa por reconstruir el Pacto de Toledo y un cambio de actitud en relación con la negociación colectiva y con las pensiones.

Rubalcaba cree en el pacto

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha apostado por el acuerdo. El político socialista ha afirmado que aunque no se está cerca del acuerdo, no le falta a ninguna de las partes (Gobierno, sindicatos y patronal) "voluntad" para alcanzarlo.

Según el vicepresidente primero, no ve más que ventajas al acuerdo, por lo que indicó que lograrlo beneficiará a la economía del país y a la fortaleza institucional. Aunque ha matizado que tampoco cree que se ainminente ya que son "muchas las cosas que nos separan (con los agentes sociales) y las restricciones de unos y otros son importantes".