Han dimitido cuatro ministros

Irlanda celebrará elecciones generales el 11 de marzo

El primer ministro irlandés, Brian Cowen, ha convocado elecciones generales para el 11 de marzo después de que cuatro ministros de su gabinete dimitieran hoy.

El primer ministro irlandés Brian Cowen
El primer ministro irlandés Brian Cowen

El anuncio coincide con una controvertida y difícil jornada, marcada por la dimisión de cinco ministros, cuyas vacantes podrían ser cubiertas durante los dos próximos días, según fuentes oficiales.

En una declaración ante el Parlamento de Dublín (Dáil), Cowen señaló que el Ejecutivo de coalición que forma con el Partido Verde continuará gobernado hasta la cita electoral, con lo que se deja entrever que no cambiará todo el Gobierno, sino que simplemente cubrirá las carteras vacantes.

El 'taoiseach' (primer ministro) recordó que el Dáil debe finalizar el proceso de aprobación de los presupuestos generales para 2011, clave para acceder a los 65.000 millones de euros ofrecidos por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional para el rescate de este país.

Este proceso, que culminará con la introducción de la nueva Ley de Finanzas, podría concluir en febrero, lo que permitirá, señaló Cowen, celebrar los citados comicios el designado viernes 11 de marzo. "Creo que es importante que en las próximas semanas el Gobierno dé efecto legal al presupuesto a través de la Ley de Finanzas y otras leyes relacionadas que beneficiarán al pueblo. No hay ahora nada más importante que ese trabajo", aseguró el "taoiseach".

Cowen aceptó hoy la dimisión de cinco ministros, quienes también anunciaron que no se presentarán a las elecciones generales.

Aunque por diferentes motivos, los cinco siguen la decisión tomada por el ex titular de Asuntos Exteriores Michéal Martin, quien presentó este martes su dimisión tras no lograr desbancar a Cowen del liderazgo del partido gobernante Fianna Fáil (FF).

Los dimisionarios son el ministro de Justicia, Dermot Ahern; de Transporte, Noel Dempsey; de Defensa, Tony Killeen; de Empresa y Comercio, Batt O''Keefe, y de Sanidad e Infancia, Mary Harney, aunque esta última no pertenece al FF.

Los medios irlandeses señalan hoy que las dimisiones en masa son una estrategia del partido diseñada para "maquillar" su imagen de cara a los comicios generales y que Cowen lo tenía previsto antes de la moción de confianza a la que se sometió este martes.

También opinan que con esta maniobra, Cowen neutralizará los intentos del Partido Verde, socio minoritario en el Ejecutivo, de bloquear una remodelación total del Gobierno, pues los ecologistas creen que, en lugar de lavar su imagen, la empeorará.

"Rechazo la opinión políticamente correcta que apunta a que todo esto es un golpe de efecto", insistió el primer ministro, quien, no obstante, ha elegido para cubrir las carteras a correligionarios que sí se presentarán a las elecciones.

Las últimas encuestan otorgaban al FF un apoyo de entre el 10 y el 14%, el más bajo de su historia, lo que podría traducirse en la pérdida de más de 20 de los 71 diputados que tiene en el Dáil.