Emisiones

Rusia descarta comprar deuda española por el momento

Rusia no planea comprar bonos españoles. Así lo afirmó hoy en Moscú Alexei Kudrin, ministro de Finanzas ruso. Moscú continuará siguiendo la situación económica española, agregó.

El ministro ruso de Economía, Alexei Kudrin, ha rechazado la posibilidad de que su país, el tercero con las mayores reservas de divisas, revise su decisión de no adquirir bonos españoles, aunque ha mostrado la disposición de Rusia a apoyar a España y al resto de la zona euro a superar la crisis de deuda, para lo que estudia la opción de adquirir bonos emitidos por el fondo de rescate europeo.

"Por ahora no se ha tomado ninguna decisión al respecto (adquirir bonos españoles). Es necesario que sigamos observando la evolución de la situación", dijo Kudrin en rueda de prensa. "No podemos tomar parte en estas colocaciones", añadió el ministro, según recoge la agencia rusa Interfax.

El pasado 3 de noviembre, el Ministerio de Economía de Rusia excluyó a España e Irlanda de la lista de países cuya deuda pública puede ser adquirida por los fondos soberanos del país en un intento de reducir el riesgo en la gestión de los casi 4 billones de rublos (92.585 millones de euros) disponibles.

En concreto, el Ministerio de Economía ruso justificó su decisión en un intento de "reducir los riesgos a la hora de gestionar los fondos".

En concreto, el denominado ''Fondo de Reserva'', establecido para amortiguar caídas en el precio del petróleo, y el ''Fondo de Asistencia Nacional'', que contribuye a sostener el sistema nacional de pensiones, tienen autorización para invertir en deuda soberana emitida por Austria, Bélgica, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Canadá, Luxemburgo, Países Bajos, EEUU, Finlandia, Francia y Suecia.

Por otro lado, el ministro ruso de Economía se mostró receptivo a la posibilidad de prestar apoyo a la zona euro a través de la adquisición de la deuda emitida por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), que cuenta con la máxima nota de solvencia (triple A).

"No conocemos los términos de las emisiones, pero si consideramos que son atractivos pueden ser unos instrumentos interesantes para nosotros", dijo el ministro ruso.

El FEEF anunció ayer que lanzará a finales de enero su primera emisión de bonos a cinco años por importe de entre 3.000 y 5.000 millones de euros, a la que seguirán otras dos emisiones similares en 2011.

Por otro lado, Kudrin reiteró la voluntad de Rusia de colaborar con la eurozona en la superación de la crisis de deuda y apuntó que su país no descarta incrementar su participación en programas internacionales de asistencia.

Ayer, el Tesoro español logró colocar una emisión sindicada de 6.000 millones de euros a 10 años. Los bonos recibieron una fuerte demanda, si bien ofrecían una remuneración del 5,6%. Se trata del tipo de interés más alto para títulos a una década.

Fuentes financieras informan de que Bélgica, otro de los países sometidos a cercano escrutinio por parte de los mercados, planea realizar hoy una emisión de bonos a 10 años. El Gobierno belga habría contratado a BNP Paribas Fortis, Royal Bank of Scotland (RBS), Société Générale así como UBS para colocar los títulos.