En función de lo previsto por la Ley Concursal

Mediapro seguirá en concurso hasta que se resuelvan los recursos de PRISA TV

La productora Mediapro seguirá en concurso mientras no se resuelvan todos los incidentes planteados ante el juzgado que se encarga de su situación, ha aclarado PRISA TV (la antigua Sogecable), remitiéndose a lo previsto por la Ley Concursal.

La filial audiovisual de PRISA (editor de CincoDías) salió así al paso de un comunicado de la empresa impulsada por Jaume Roures y Tatxo Benet en el que se afirmaba que ya existía un acuerdo con sus acreedores que le permitiría dejar su actual situación concursal "en los próximos meses".

Sin embargo, PRISA TV recordó que su filial Audiovisual Sport (de la que controla un 80%) tiene planteados varios incidentes en el juzgado que conoce del concurso.

Por un lado, porque entiende que entre los acreedores de Mediapro no puede reconocerse a los bancos del préstamo sindicado de Imagina (matriz de la productora), por los avales a su filial. El préstamo asciende a 240 millones de euros. Audiovisual Sport considera que esa deuda no es exigible ya que, si lo fuera, el alcance de la suspensión de pagos "probablemente" podría afectar a la propia Imagina, holding participado por WPP y por la patrimonial de Juan Abelló.

PRISA 1,44 0,98%

Por otra parte, Audiovisual Sport reclama que se incluyan como créditos ordinarios de Mediapro más de 219 millones de euros en concepto de daños y perjuicios causados a la filial de PRISA TV desde la jornada 19 de la temporada 2007/2008 de la Liga de Fútbol hasta el final de la temporada 2008/2009, así como por no entregar a Audiovisual Sport los derechos audiovisuales de los clubes de fútbol, tal y como fue recogido en su momento en sentencia judicial.

"Sólo cuando los tribunales fijen definitivamente el pasivo de Mediapro, será posible determinar el levantamiento o no del concurso", insistieron desde PRISA TV.

Mediapro solicitó el año pasado la entrada en concurso de acreedores (la antigua suspensión de pagos) después de que la Justicia le condenara a pagar a Audiovisual Sport una indemnización de 104,9 millones de euros por incumplimiento del contrato firmado en 2006 sobre los derechos del fútbol.