El turismo mundial crece un 7%

China desbanca a España como el tercer destino más visitado

En 2010 se realizaron 935 millones de viajes en el mundo, un 7% más, según la Organización Mundial del Turismo (OMT). Esa fue la cara, la cruz la constituye España, que dejó de ser el tercer destino más visitado en favor de China.

En 2009, España fue todavía el segundo destino más visitado del mundo, con 52,2 millones de turistas, aunque China se le acercaba muy peligrosamente y amenazaba con pasarle. Ese sorpasso se produjo en 2010, según los datos hechos públicos ayer por la OMT, cuando China alcanzó los 56 millones de visitantes frente a los 53 millones de España, que, de este modo, se sitúa cuarta en una lista encabezada por Francia y Estados Unidos.

Así se desprende de los datos oficiales hechos públicos ayer por el citado organismo, en los que España aún conserva la segunda plaza mundial por ingresos turísticos, con una distancia de 3.000 millones respecto a su inmediato perseguidor (Francia).

La OMT anunció que en 2010 se produjeron 935 millones de desplazamientos, lo que supone un 6,7% más que en 2009 y el retorno a los niveles previos a la crisis. España no fue una excepción, con un crecimiento del 2,4% en 2010 y una previsión que oscila entre el 2% y el 4% para 2011. " España ha vuelto a la senda de crecimiento y este año va en la buen dirección", aseguró Taleb Rifai, secretario general del organismo durante la presentación de los resultados. El informe muestra que la recuperación de la actividad turística en el mundo se está produciendo a dos velocidades: por un lado, los países emergentes, con un crecimiento medio del 8,3% de media en 2010, en el que se han producido avances superiores a dos dígitos en países como Rusia (25%), Brasil (22%) o China (17%).

En el otro lado, las economías avanzadas apenas mejoraron un 5,3%, aunque en el caso de los grandes destinos europeos, como Francia, España, Italia, Reino Unido o Alemania, el crecimiento medio apenas llegó al 3%.

Y eso también afectó directamente a los ingresos por turismo, en el que tan solo Francia, con un aumento del 4%, se ha librado de alzas mínimas, como ocurrió en Alemania, Italia o España. En el caso de Reino Unido, los ingresos retrocedieron un 4% en tasa interanual.

La amenaza de la subida de impuestos

En su intervención, el secretario general de la OMT advirtió ayer sobre el riesgo que puede suponer para el avance de la actividad turística la creación de nuevos impuestos para enjugar los abultados déficit generados por la crisis económica.

El primero en imponer una tasa de estas características fue EE UU, que desde el 8 de septiembre cobra 14 euros a los turistas extranjeros de 35 países. Todo lo que recauda lo destina a promoción turística. En Europa, Irlanda cobra 10 euros a cada turista extranjeros que entre por su aeropuerto, mientras que Reino Unido cobra entre 26 y 129 euros a cada visitante en función del destino del que proceda. El más reciente ha sido Alemania, que prevé recaudar 1.000 millones, con un impuesto para el turismo extranjero que oscila entre 8 y 45 euros.