Pagará casi más del doble

Grifols capta 840 millones para comprar Talecris pero a un tipo del 8,25%

El grupo de hemoderivados ha completado todos los tramos de la estructura financiera prevista para comprar la norteamericana Talecris. Grifols anunció ayer que ha cerrado con éxito la emisión de bonos corporativos sénior no asegurados por importe de 840 millones de euros (1.100 millones de dólares). Con todo, el precio ha sido elevado, puesto que el coste de la operación con vencimiento a siete años supondrá el pago de un cupón anual del 8,25%.

Hay que tener en cuenta que el Tesoro español emitió ayer bonos a 10 años al 4,85%. Aunque no es directamente comparable porque se trata de una empresa y el plazo no se corresponde, Grifols acabará pagando casi más del doble. La emisión no solo se ha suscrito íntegramente por inversores cualificados de Estados Unidos y otros países, sino que ha contado con una sobredemanda que la empresa no ha cuantificado. Esta emisión, con la financiación sindicada ya completada por valor de 2.590 millones de euros (3.400 millones de dólares), permite a la compañía española disponer de los 3.430 millones de euros (4.500 millones de dólares) de financiación para comprar Talecris, operación aún pendiente de la aprobación de las autoridades de competencia estadounidenses (FTC).

El importe obtenido se destinará tanto al pago de la parte en efectivo de la adquisición (1.909 millones) como a reestructurar la deuda actual de ambas compañías, que incluye emisiones de bonos y operaciones sindicadas. En este sentido, la deuda total asegurada de 2.596 millones ha quedado dividida en un préstamo amortizable a cinco años de 1.145 millones, una financiación sindicada a seis años por 1.222 millones y una línea de crédito de 229 millones.

GRIFOLS 33,01 0,09%

El holding farmacéutico y hospitalario espera que una vez integrada Talecris, su nuevo nivel de apalancamiento supondrá un ratio de deuda financiera neta sobre Ebitda en torno a cinco veces, aunque prevé que este ratio se reducirá en 2012 hasta tres veces el Ebitda por las sinergias contempladas y los flujos de caja, retomando en 2014 los actuales niveles de endeudamiento de dos veces.