La compañía renueva parte de la cúpula directiva en Europa

Antonio Papale vuelve a dirigir Acer en España

Acer ha vuelto a poner al frente de su filial española a Antonio Papale, que ya fue su máximo directivo de la empresa entre 2002 y 2009. El nuevo Director Ejecutivo de España y Portugal compaginará su nuevo cargo con la vicepresidencia de la región y su puesto actual de vicepresidente de Gateway Professional en esta zona.

Antonio Paple, nuevo director Ejecutivo de España y Portugal de Acer
Antonio Paple, nuevo director Ejecutivo de España y Portugal de Acer

Antonio Papale, el ejecutivo italiano que logró posicionar al fabricante taiwanés a la cabeza del ranking de ventas de PC en España en una lucha feroz con HP, será desde ahora Director Ejecutivo de España y Portugal, así como Vicepresidente Regional para dicha zona. El nombramiento de Papale, que se mantendrá también en su cargo actual de Vicepresidente de Gateway Professional en Europa, Oriente Medio y África (EMEA), se suma a otros cambios que la compañía ha efectuado en la cúpula directiva de esta región.

La compañía, que compite ferozmente con HP por liderar el mercado de PC, ha explicado en una nota que Pieter Ickx, desde septiembre de 2009 máximo ejecutivo en España, se hará cargo de la dirección de opciones y accesorios en EMEA, con lo que se reforzará la atención de la empresa en el posicionamiento de marca en todas las líneas de productos. Acer explicó que Ickx ha adquirido una "importante" experiencia internacional en el mercado de las tecnologías de la información de dicha zona antes de ocupar este cargo.

Dentro de los cambios, Acer también anunció el nombramiento de Massimo D'Angelo como director ejecutivo en Francia y vicepresidente Regional para dicha región. Además, D'Angelo asumirá igualmente la vicepresidencia de Tabletas en esta zona geográfica.

Según la empresa, estos movimientos responden al objetivo de la firma de optimizar y mejorar la eficiencia de la organización, que gracias a su "flexibilidad intrínseca" ha sido capaz de adoptar medidas inmediatas demostrando además que no está "anclada en procedimientos rígidos". En este sentido, el vicepresidente corporativo del grupo, Walter Deppeler, afirmó que ser una empresa global implica sobre todo disponer de una estructura organizativa "óptima" capaz de mantener el ritmo de la creciente competitividad del mercado, así como satisfacer en todo momento las necesidades de unos usuarios cada vez más exigentes. "Por ello debemos esforzarnos por crear una estructura dinámica que sea racional, flexible y eficiente, compuesta por personas de múltiples talentos que cuenten con experiencia importante y diferenciada", añadió Walter.

La compañía, que acabó 2010 como segundo mayor fabricante de PC del mundo tras HP (le siguen Dell, Lenovo y Toshiba), señaló que la nueva organización entrará en vigor de forma inmediata.