Test de estrés

La banca europea tendrá que examinarse de nuevo

El sector bancario europeo volverá a someterse este semestre a una prueba de solvencia. Los resultados del test de estrés se publicarán a mediados de año.

La Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) ha acordado en su primera sesión someter al sector bancario europeo a un amplio test de estrés, una prueba para comprobar la solvencia de las entidades en los escenarios más duros, que tendrá lugar durante el primer semestre y cuyos resultados se publicarán a mediados de año. Así lo ha confirmado la EBA en un comunicado emitido hoy.

El objetivo es "evaluar la resistencia del sistema bancario europeo ante hipotéticas situaciones de estrés, bajo ciertas condiciones restrictivas. El test de estrés es una herramientas supervisoras para comprobar la fortaleza, tanto de entidades concretas, como del conjunto del sistema", explicó la EBA en el comunicado. Esta no será la única prueba de resistencia, el sector de seguros y de fondos de pensiones también se sometará a sus respectivas pruebas de estrés.

La EBA es un organismo de nueva creación, que entró en funcionamiento el 1 de enero como parte del conjunto de inciativas emprendidas por la UE para reforzar la supervisión sobre el sistema financiero. El sector ya realizó un test de estrés en julio pasado, en el que España exhibió una fortaleza singular y ejercicio de transparencia al someter a todo el sector a revisión, al contrario de lo que hicieron otros países. El efecto positivo de los buenos resultados resultó ser de vuelo muy corto. Tras el periodo estival, los ataques contra el sector financiero y contra los activos españoles se reanudaron con gran virulencia en los mercados financieros. Pese a la solidez de los test, España no ha conseguido despejar las dudas. La aspiración es que las nuevas pruebas de resistencia contribuyan a aliviar la presión sobre el sector.