Pagará más de 3 millones de euros

Merrill Lynch sella un acuerdo millonario para acabar con una demanda por fraude

El fiscal de cuentas del estado de Nueva York, Thomas DiNapoli, anunció hoy que ha llegado a un acuerdo con Merrill Lynch -filial de Bank of America- por el que la entidad bancaria pagará 4,25 millones de dólares (más de 3 millones de euros) para acabar con una demanda por fraude en su contra.

DiNapoli acusó en julio pasado a Merrill Lynch de haber causado pérdidas millonarias al fondo de pensiones de los empleados estatales de Nueva York por "mentir" acerca de sus activos ligados a productos financieros expuestos a las hipotecas de alto riesgo.

"El fondo de pensiones fue engañado sobre el alcance de la participación de Merrill Lynch en el fiasco de las hipotecas de alto riesgo. Eso es inaceptable", expresó hoy en un comunicado DiNapoli, quien actúa como fideicomiso del fondo, conocido como New York State Common Retirement Fund.

El acuerdo final fue negociado con Bank of America, la mayor entidad bancaria de Estados Unidos, que adquirió el banco de inversión el primero de enero de 2009 a pesar de sus abultadas pérdidas y en medio de la mayor crisis financiera en este país desde la Gran Depresión de los años 30 del pasado siglo.

"Soy responsable de proteger la jubilación de más de un millón de trabajadores del estado y me tomo esta tarea muy en serio", expresó DiNapoli, quien añadió que este acuerdo "envía un mensaje claro de que siempre vamos a luchar para proteger los intereses de nuestros miembros".

El fondo de jubilación, el tercero mayor de EEUU, cuenta con unos 132.800 millones de dólares (más de 100.000 millones de euros) y provee de prestaciones a los empleados públicos neoyorquinos, como funcionarios, agentes de policía y bomberos.

El fiscal de cuentas todavía mantiene en pie una demanda contra Bank of America por la que reclama una indemnización por las pérdidas que supuso para el fondo de pensiones la fusión entre ese banco y Merrill Lynch.

DiNapoli, que también presentó esa demanda en 2009, argumentó entonces que Bank of America "malinterpretó y ocultó hechos relacionados con la compra de Merrill Lynch, una operación que resultó en un rescate de 138.000 millones de dólares por parte de los contribuyentes".