Incremento del 3,3% en el volumen de tráfico

Iberia cierra 2010 con un alza del factor de ocupación de sus vuelos de 2,4 puntos

La aerolínea Iberia registró en el conjunto de 2010 un coeficiente de ocupación en sus vuelos del 82,2%, lo que supone una mejora de 2,4 puntos porcentuales, con un incremento del 3,3% en el volumen de tráfico sin apenas variación en la capacidad ofertada (0,2%).

En 2010, la aerolínea mejoró un 0,2% su oferta -asientos por kilómetro ofertados (AKO)-, concentrando el incremento de capacidad en las conexiones de largo radio, con un aumento del 5%. La oferta de las rutas domésticas y de medio radio descendió un 6,1% y un 7,4%, respectivamente.

El tráfico de Iberia medido en términos de demanda -pasajeros por kilómetro transportados (PKT)- experimentó un avance del 3,3%, con un aumento en el largo radio del 8,2% y descensos del 6,3% en el segmento doméstico y del 4,9% en el medio radio.

La aerolínea alcanzó en diciembre un coeficiente de ocupación del 78,4%, lo que supone un descenso del 0,6%, ocasionado, principalmente por el 'plante' de los controladores del puente de la Constitución y también por la incidencia del temporal de frío en Europa durante el último tercio del mes, lo que obligó a cancelar numerosos vuelos.

Según detalla Iberia, los vuelos de Europa fueron los más afectados por las cancelaciones, con un descenso del factor de ocupación de un punto en diciembre con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

De hecho, la aerolínea ha cifrado esta semana las pérdidas derivadas del conflicto en entre 13 y 15 millones de dólares como consecuencia de "las masivas cancelaciones de vuelos", los reembolsos y la reubicación de pasajeros en los medios de transporte alternativos, además de la atención de viajeros en los aeropuertos.

No obstante, en diciembre también se registró un descenso de la ocupación de 2,4 puntos porcentuales en el largo radio y un aumento 2,4 puntos porcentuales en el caso de los vuelos domésticos.

La oferta de Iberia en diciembre aumentó un 4,5%, con un recorte del 13,6% en las rutas domésticas, del 7,4% en las de medio radio y un aumento del 12,9% en el largo radio.

Por su parte, la demanda aumentó un 3,7%, gracias a una mejora del 9,7% en los vuelos de largo radio que compensó el descenso del 10,5% generado en el segmento doméstico y el retroceso del 8,1% en el medio radio.