Récord de ventas

PSA Peugeot Citroen logró un récord de ventas en 2010, con un 13% más

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot Citroen vendió 3.602.200 vehículos el pasado año, una cifra récord que supone un incremento del 13% respecto a 2009, que consiguió gracias al tirón en los mercados emergentes, que compensaron el estancamiento en Europa.

Citröen C2
Citröen C2

En el Viejo Continente, las matriculaciones de Peugeot y de Citroen bajaron un 0,9% (menos que el mercado en su conjunto, que cayó un 4%) y quedaron en 2.195.000 unidades, lo que permitió a PSA elevar en cuatro décimas su cuota de mercado al 14,2%.

En Europa pesó notablemente el fin de los programas públicos de ayuda al desguace, que se dejó sentir en los turismos: el fabricante francés colocó el año pasado un 5,2% menos, con una evolución que marcó un claro deterioro, ya que el en el primer semestre avanzó el 0,5% y en el segundo disminuyó el 11,1%.

La otra cara de la moneda en ese continente, verdadero mercado doméstico para PSA Peugeot Citroen, fueron los vehículos comerciales ligeros, cuyas ventas progresaron un 9,6%, lo que le permitió mantener su liderazgo con una cuota de mercado del 21,9%.

Pero fueron los mercados emergentes los que permitieron la mejora de los resultados comerciales de las dos marcas, que fuera de Europa vendieron un 39% de todos sus vehículos (incluso un 43% en el segundo semestre), frente al 34% en 2009.

China fue el gran filón, con 375.600 unidades y un salto del 38%, superior al del propio mercado (+30%). La cuota de PSA aumentó así al 3,3% en este país.

La segunda gran región de países emergentes para la compañía fue Latinoamérica, con 294.300 matriculaciones y un alza del 26,5%, igualmente muy superior al 14% registrado en esos mercados, donde su cuota se elevó al 5,4% (dos décimas más que el ejercicio precedente).

En Rusia, las 55.500 unidades que comercializó significaron una subida del 37% (comparado con una media del 30% para el conjunto de los fabricantes) y una cuota de mercado del 2,8% al alza, que PSA atribuyó al lanzamiento de la producción local de diversos modelos como el 308, el C4, el 4007 o el todoterreno C-Crosser.

El director de las marcas, Jean-Marc Gales, además de subrayar el "récord de ventas" en el año que marca el 200 aniversario de la empresa y del crecimiento fuera de Europa, destacó "la calidad de nuestros resultados" por el mayor peso de vehículos de gama más elevada con mayores márgenes y por una mayor atracción de la clientela profesional.

Gracias a esos elementos, Gales se mostró confiado con vistas al año que empieza, pese al fin de las ayudas públicas en Europa para la renovación del parque automovilístico.

En concreto, PSA espera "continuar su dinámica" en un mercado europeo que debería estabilizarse gracias a los lanzamientos de los Peugeot 508, 3008 HYbrid 4 y del Citroen DS4, al que seguirá más tarde el DS5.

En China, las esperanzas están puestas en una progresión de las matriculaciones en el país que debería seguir siendo de dos dígitos.

Para Latinoamérica, PSA ve "un crecimiento robusto pero más moderado", y para Rusia "dinámicas cercanas a las anteriores a la crisis".

En conjunto, el fabricante francés calcula que su objetivo de realizar un 50% de sus ventas fuera de Europa en 2015 va a avanzar.