El beneficio ascendió a 460 millones

Banesto ganó un 17,8% menos en 2010 tras provisionar más de 1.000 millones

Banesto obtuvo un beneficio neto atribuido de 460 millones de euros en el ejercicio 2010, lo que supone un 17,8% menos que en 2009, debido a la menor actividad comercial por la crisis y a las dotaciones a provisiones, que sumaron 1.000 millones de euros. El resultado se sitúa por debajo de las previsiones de los analistas, que esperaban unas ganancias de 471 millones.

Según explica la entidad en un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la actividad bancaria se desarrolló en 2010 "en un entorno desfavorable" con fuertes presiones de los mercados y debilidad económica, al tiempo que la morosidad subía y los tipos de interés se mantenían bajos.

A cierre de diciembre, la entidad registró una tasa de morosidad del 4,08%, por encima del 2,94 % que tenía un año antes, con una cobertura del 53,98%, inferior al 63,37% de diciembre de 2009.

Los recursos de clientes del sector privado aumentaron el 11,3 % el pasado ejercicio, hasta 49.625 millones de euros, mientras los recursos totales gestionados sumaron 59.125 millones de euros, un 6,5% más.

En cuanto a los créditos, los concedidos al sector privado se redujeron el 2,2% y quedaron en 68.373 millones, en tanto que la inversión total se estancó en 75.744 millones, el 0,2% menos. Por otro lado, los fondos gestionados fuera de balance se redujeron el 13%, hasta 9.499 millones.

La entidad continuó con unos niveles de capitalización "muy por encima de los mínimos exigidos", con un exceso de capital de casi 2.100 millones. En cuanto a la solvencia, al cierre de diciembre de 2010, el capital básico o "core capital" era del 8,31%, frente al 7,7 % de 2009, con unos recursos de primera categoría o Tier 1 del 9,31%.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados, el de intereses ascendió a 1.660,5 millones de euros, un 4,1% menos que el año anterior por la situación económica y los bajos tipos, que el banco compensó con "la gestión de los márgenes y del balance".

El modelo de negocio del banco, apoyado en el crecimiento de la clientela y en la vinculación de la misma, contribuye a la mejora de la transaccionalidad, lo que se tradujo en 2010 en un incremento de los ingresos por servicios del 3,1%, hasta 525 millones. Las comisiones netas también crecieron, el 1,6%, y alcanzaron 617,5 millones.

Las operaciones financieras, especialmente la distribución de productos de tesorería a clientes aportaron 150,9 millones de euros, que fueron el 3,9% inferiores a 2009, con lo que la entidad generó el año pasado un margen bruto de 2.490 millones, el 2,8% menos que el año anterior.

Áreas de negocio

Por áreas de negocio, los ingresos de la banca doméstica, (Comercial y Corporativa) ascendieron a 2.233,4 millones de euros, un 2,2% menos que el año anterior.

La entidad logró mantener sus gastos controlados durante el pasado ejercicio, ya que se redujeron el 1% y quedaron en 988,3 millones, lo que, combinado con los ingresos, condujo a un ratio de eficiencia del 39,7%, ligeramente peor que el 38,94 % de 2009. El margen neto de explotación de 2010 fue de 1.501,7 millones de euros, un 4,0% menos que en 2009.

Las dotaciones realizadas por la entidad para insolvencias crecieron el 4,7% en 2010 y sumaron 399,9 millones, como consecuencia del aumento generalizado de la morosidad en el ejercicio.

Reduce el riesgo del sector constructor e inmobiliario al 13,3%

Banesto ha reducido el peso del riesgo del sector constructor e inmobiliario en su balance desde el 17,4% al 13,3% en doce meses, con una financiación total de 10.354 millones.

Del total de los créditos concedidos, 2.227 millones correspondían a grandes empresas y construcción (compañías que facturan más de 1.000 millones de euros) y 5.453 millones a promotores inmobiliarios, lo que supone 1.500 millones de euros menos que hace un año. La entidad ha reducido un 42,7% su riesgo promotor desde diciembre de 2007, ejercicio en el que contaba con 9.513 millones de euros.

En cuanto a los créditos dudosos, el banco contaba con un total de 1.670 millones de euros en créditos dudosos correspondientes al sector constructor e inmobiliario, lo que supone una mora del 16,1%. Del total, 1.324 millones correspondían a promotores inmobiliarios, que supone una morosidad del 24%, frente al 14,5% de 2009 y el 6,4% de 2008.

Asimismo, descontando el sector constructor e inmobiliario, Banesto contaba con un total de 1.871 millones de euros en créditos dudosos, que supone una mora del 2,4%, y eleva la cartera total a unos 3.541 millones de euros.