Reforma laboral

Reino Unido suprime la jubilación forzosa a los 65 años

Las empresas de Reino Unido no podrán obligar a jubilarse a sus empleados de 65 años, después de la reforma adoptada por el Gobierno que pretende impulsar así la cifra de personas mayores en activo a medida que aumenta el envejecimiento de la población.

Así, a partir del próximo mes de octubre los empresarios británicos no podrán forzar la jubilación de sus empleados de 65 años a no ser que justifiquen su decisión.

"Los empleados de mayor edad pueden desempeñar un rol increíblemente importante en su lugar de trabajo", dijo el ministro de Relaciones Laborales de Reino Unido, Edward Davey, quien se mostró satisfecho de acabar con esta forma de discriminación por edad.

"Muchas personas mayores cuentan con habilidades que aportar a las empresas y aquellos negocios que se han visto libres de edades fijas de retiro lo han valorado positivamente", dijo el ministro en declaraciones a la BBC.

De este modo, alrededor de dos tercios de los trabajadores británicos no seguirán sometidos a una edad fija de jubilación. Actualmente, Reino Unido cuenta con unos 850.000 trabajadores mayores de 65 años y no existen datos de que su productividad haya bajado tras cumplir esa edad.

Las proyecciones sobre población en Reino Unido apuntan a que más de 10 millones de británicos cumplirán los cien años de vida, añadiendo presión al Gobierno para que reforme las pensiones y eleve la edad de jubilación.