Elecciones municipales

Ana Botella y Cobo repetirán como 'número 2' y 'número 3' de Gallardón el 22 de mayo

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha confirmado que la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente de la capital, Ana Botella, repetirá como 'número 2' en las listas con las que concurrirá a las elecciones municipales del próximo 22 de mayo, al tiempo que el vicealcalde, Manuel Cobo, será de nuevo su 'número 3'.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón

En su intervención en el programa '59 segundos' de TVE, recogida por Europa Press, el primer edil ha confesado que ha pedido a Botella que vuelva a ser 'número 2' y "ella ha accedido a esa petición", que ya ha sido "trasladada a quien puede tomar la decisión, que es el Comité Electoral nacional, que elabora la lista al Ayuntamiento".

"Pero mi petición es que Ana (Botella) vuelva a ser 'número 2' en las listas y que (Manuel) Cobo repita como 'número 3'", ha insistido, defendiendo poco después a la delegada de Medio Ambiente de las acusaciones de homofobia vertidas contra ella por los organizadores del Orgullo Gay tras la apertura de expediente por superar los niveles de ruido en el barrio de Chueca durante las fiestas.

Así, el regidor ha asegurado que "no hay ningún tipo de acción homófoba" sino que "no hay distinciones en el Ayuntamiento", por lo que se actúa igual ante la denuncia presentada por la Asociación de Vecinos de Chueca contra los organizadores del Orgullo Gay que cuando otros ciudadanos denuncian a otras instituciones.

Sin problemas de deuda

Por otra parte, el primer edil ha sido preguntado sobre cómo afrontará la campaña electoral y, sobre todo, la próxima legislatura, con los problemas de financiación actuales y con la deuda que pesa sobre las arcas municipales.

"El Ayuntamiento no tiene ningún problema grave con la deuda", ha asegurado, esgrimiendo datos como la carga financiera, la ratio deuda/PIB o la deuda por habitante. "Diez de cada cien euros ingresados en el Ayuntamiento van a pagar la carga financiera, mientras que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero destina 70 de cada cien euros", ha señalado.

æpermil;sa es la prueba, según el alcalde, de que el Consistorio es "solvente". "Por eso los bancos nos ofrecen crédito. Y tampoco los habitantes de Madrid tienen problemas: deben 2.000 euros por la deuda del Ayuntamiento mientras que por la de Zapatero deben 10.000 euros, cinco veces más", ha insistido.

Además, ha culpado una vez más al Gobierno de la Nación de ser el culpable de la "dilación" que todos los consistorios acumulan en su pago a proveedores, y ha asegurado que "la fortaleza económica del Ayuntamiento es de tal naturaleza que, habiendo hecho esa medida absolutamente injusta, no solamente paga a todos los funcionarios y mantiene sus compromisos, sino que además reducirá bastante por debajo del año el tiempo de retraso de pago a proveedores, y todos cobrarán".

Con respecto a la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de que venda inmuebles municipales para mejorar su liquidez, Gallardón ha afirmado que "fue un comentario simpático que no tuvo de verdad mayor contenido político".

Insistir en sus peticiones a Zapatero

Por otra parte, Gallardón ha avisado de que en la próxima legislatura seguirá insistiendo en sus peticiones al Ejecutivo central de que a las corporaciones locales se les aplique "la misma normativa que el Estado se ha dado a sí mismo, que es lo que no se ha hecho".

"Nunca hemos pedido ampliar la deuda. Desde que estalló la crisis, no somos los ayuntamientos lo que hemos ampliado la deuda, en la que sólo suponemos un 6 por ciento. Sólo hemos solicitado refinanciarla, como hace su Gobierno. Porque si Zapatero se hubiera aplicado a sí mismo la prohibición de los ayuntamientos, desde el día 7 de enero no hubiera podido pagar y hubiera entrado ya en suspensión de pagos", ha recordado.

Con este panorama, ha defendido que si vuelve a ganar las elecciones, trabajará para "seguir teniendo una ciudad con una de las fiscalidades más bajas de las grandes ciudades españolas", para que "cada euro que los madrileños den lo vean", para que el "diferencial de paro con España supere incluso los cuatro puntos actuales y Madrid siga siendo motor de España", y para que "incluso en los peores momentos de crisis los sectores más desfavorecidos y los mayores estén protegidos".