Recaudaría unos 50.000 millones

La UE propone crear un nuevo impuesto a la banca para financiar el mecanismo permanente de estabilidad

Un nuevo impuesto a la banca, que recaudaría unos 50.000 millones de euros, podría financiar el futuro Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM) que proteja a los países con problemas financieros, según un informe interno de la Unión Europea para los países de la zona euro.

En este informe de la Comisión Europea, funcionarios de la institución recomiendan distintas maneras de financiar el nuevo mecanismo de estabilidad, que reemplazará a la actual Facilidad de Estabilidad Financiera Europea (EFSF) a partir de 2013.

En el texto, que destaca la necesidad de una "masa crítica de aporte de capital", los funcionarios sugieren que el sector financiero inyecte al fondo estas reservas, dado que el sector se beneficia de su existencia.

"Es de interés del sector financiero contribuir a la existencia de una red de seguridad final que proteja la capacidad de las autoridades públicas de rescatarlos", apunta el informe.

En esta línea, señala que un impuesto extraordinario del 0,2% sobre los activos de los bancos de la zona euro permitiría una recaudación de "más o menos 50.000 millones de euros". El texto fue presentado a los viceministros de Finanzas de la zona euro en una reunión preparatoria celebrada este lunes, antes del encuentro ministerial del Eurogrupo de principios de la próxima semana.