Nissan estudiará mañana la propuesta de la filial española

El 70,2% de la plantilla de Nissan acepta la contención salarial para optar a la nueva furgoneta

Un total de 2.120 trabajadores, el 70,25% de la plantilla de Nissan de las plantas barcelonesas de Zona Franca y Montcada han votado a favor la propuesta de la dirección de la filial española que contempla medidas de contención salarial para fabricar una nueva furgoneta ligera. En las próximas horas, Nissan trasladará a la central japonesa la decisión de la plantilla, que ha celebrado un referendum en el que los sindicatos UGT y Sigen-Usoc han apoyado las medidas presentadas por la empresa. En cambio, CCOO, la fuerza sindical mayoritaria, recomendó votar en contra.

El resultado de la votación concluida a las 18,00 horas de esta tarde supondrá un revés para CCOO, el sindicato mayoritario en las dos factorías barcelonesas de la Zona Franca y Montcada, que se negó a apoyar las medidas de competitividad propuestas por la dirección de Nissan. A pesar de la influencia de este sindicato en la plantilla, el 70,25% de los 3.018 trabajadores que participaron en el referendum optaron por votar a favor de las medidas de contención salarial, que contaban con el apoyo de UGT y de Sigen-Usoc. La participación fue elevada, del orden del 93,49%, sobre un censo total de 3.228 empleados.

La subsidiaria española elevará en las próximas horas la propuesta a la matriz japonesa, que decidirá mañana mismo si vuelve a considerar candidatas las factorías catalanas para adjudicar la furgoneta ligera. En caso positivo, el próximo dia 18 de enero la multinacional dónde producirá el vehículo, al que optan otras factorías de Nissan en Sudáfrica, Marruecos y México. Por su parte, el consejero de Empresa y empleo de la Generalitat catalana, Francesc Xavier Mena, felicitó a través de un comunicado a trabajadores y sindicatos por el resultado del referndum.

En otra nota, la propia empresa valoró como muy positiva la reacción de la plantilla, asegurando que "estos nuevos avances representan la oportunidad de conseguir una competitividad global en Barcelona". Las medidas aprobadas consisten en una contención salarial para los años 2012, 2013 y 2014 y un aumento de la productividad del 6%, que incluye un aumento del tiempo efectivo de trabajo a partir de abril de 2011. Además, se establecen 15 sábados productivos por turno (12 de obligatorios) y una bolsa de 40 horas por trabajador, de las que 32 serán obligatorias.

Todo este plan de reducción de costes laborales persigue la adjudicación de la producción de la furgoneta para el mercado europeo, que supondrá una inversión de 80.000 millones de euros por parte de la multinacional (con ayudas públicas españolas) y la garantía de carga de trabajo hasta 2024.