Por la insolvencia de Seguros Mercurio

Economía pide 30,65 millones a Díaz Ferrán y Pascual

El Ministerio de Economía ha pedido al Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid que considere culpables a Gerardo Díaz Ferrán y a su socio Gonzalo Pascual de la insolvencia de Seguros Mercurio y les condene a pagar 30,65 millones por los daños generados, según informaron fuentes jurídicas.

El Consorcio de Compensación de Seguros, el organismo dependiente del Ministerio de Economía que se encarga de liquidar a compañías aseguradoras, ha solicitado que ambos empresarios sean inhabilitados para administrar bienes ajenos durante 15 años y pierdan todos los posibles derechos de cobro que tuvieran en Seguros Mercurio, que fue intervenida en marzo de 2010 por la falta de liquidez existente.

Todas las peticiones se dirigen asimismo contra el resto de antiguos miembros del consejo de administración de Seguros Mercurio, en el que figuran el ex consejero delegado, José Lorenzo Chacón, las dos hijas de Díaz Ferrán, uno de los hijos de Gonzalo Pascual (Ignacio) y una de sus hijas (Diana).

Tras recibir el informe del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), el titular del Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid, Javier Yáñez, ha pedido hoy al Ministerio Fiscal que se pronuncie sobre la culpabilidad de los máximos responsables de Seguros Mercurio, que está previsto que confirme.

El informe del CCS revela la existencia de diferentes operaciones entre sociedades del grupo Marsans que perjudicaron a la aseguradora, pues supusieron salidas de dinero sin contraprestación efectiva.

Por ejemplo, relata que Seguros Mercurio entregó efectivo a Air Comet sin justificación alguna y realizó varias operaciones inmobiliarias con la matriz de Marsans, Teinver, y con otras empresas del grupo, como Viajes Marsans y Hotetur, que resultaron un fiasco.

Así, vendió un inmueble a Viajes Marsans por un importe supuestamente por debajo del precio de tasación, que fue pagado parcialmente con pagarés nunca atendidos.

También compró a Teinver un inmueble en Madrid y un 20,1% de un hotel en Lanzarote que se encontraban hipotecados y que fueron ejecutados por las entidades financieras al no pagar el vendedor el préstamo.

Además, adquirió un hotel en Mallorca a Hotetur, otra de las empresas del grupo, que finalmente devolvió al resolverse el contrato, sin que la sociedad le abonara el importe pagado.

A todo ello hay que unir la venta de acciones a Teinver que fueron abonadas con pagarés sin fondos o la compra de acciones de una sociedad editorial a un precio muy superior a su valor contable.

A la vista de todas estas operaciones, el Consorcio de Compensación de Seguros ha pedido también que se condene como cómplices de la insolvencia de Mercurio a los consejos de administración de Teinver, Viajes Marsans y Hotetur, así como a la tasadora que ha intervenido en la tasación de los inmuebles (Internacional de Transacciones y Servicios).

El pasado 28 de octubre, el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid abrió la sección de calificación de Seguros Mercurio, después de haber recibido la comunicación de la intervención, disolución y liquidación de la aseguradora por parte del Consorcio de Compensación de Seguros.

Seguros Mercurio, que fue disuelta el 15 de marzo de 2010 por la falta de liquidez para hacer frente a sus compromisos con clientes, se convierte así en la primera compañía del grupo Marsans donde se analizará la potencial culpabilidad de Díaz Ferrán y Pascual.