El importe asciende 3.435 millones

El capital riesgo duplica su inversión en España en 2010

La inversión de las compañías de capital riesgo en España en 2010 ascendió a 3.435 millones de euros, más del doble que un año antes, ayudada por seis grandes operaciones llevadas a cabo por fondos internacionales, según datos facilitados hoy por la Asociación Española de Capital Riesgo (Ascri).

De esta forma, a pesar de que el número de operaciones cayó hasta 823, un 10,8 % menos, 2010 se convirtió en el tercer mejor año de la última década por cifras de inversión del capital riesgo, después de 2007 y 2005, y supuso la vuelta de las operaciones superiores a los cien millones de euros.

Todas ellas protagonizadas por compañías extranjeras como CVC en Abertis y Grupo R, la operación de DLJSouth en Grupo Santillana, la de Permira en eDreams, la de KKR en Inaer y la de Advent Internacional en Tinsa.

Sin embargo, los operadores nacionales realizaron también operaciones de importancia en compañías como Téknon, Pepe Jeans, Mecalux o Conservas Garavilla, entre otras.

En el lado de las desinversiones, en 2010 crecieron el 61 % hasta 1.395 millones a aunque también disminuyó el número de operaciones llevadas a cabo, exactamente el 9 %.

La captación de fondos, o lo que es lo mismo, los nuevos recursos incorporados superaron los 3.070 millones, el 161 % más, pero hay que tener en cuenta que el origen de más de tres cuartas partes de esa cantidad fue de fondos internacionales.

En cuanto a las 823 inversiones, 650 recibieron una inversión del capital riesgo inferior al millón de euros; poco más de un centenar de operaciones, de entre uno y cinco millones; una treintena, entre cinco y diez millones; y sólo 29, diez menos que un año antes, consiguieron una inversión superior a los diez millones de euros.

Por destino de la inversión, en 2010 se cerraron 533 operaciones de capital expansión por 1.059 millones, que acapararon el 31 % del volumen total invertido.

Por sectores, los servicios recibieron el 34 % de la inversión, seguidos de las comunicaciones, con el 20,5 %; los productos de consumo e informática, el 10,1 %; y el transporte, 5,4 %.