Presupuestos de la Generalitat

Cataluña recorta el gasto pero mantiene su red de embajadas

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, se estrenó ayer en el cargo anunciando que por primera vez en 30 años los Presupuestos de la Generalitat contarán con menos recursos que los del ejercicio anterior.

El Ejecutivo catalán, que ha prorrogado provisionalmente el texto presupuestario de 2010, prevé contar en tres meses con nuevas cuentas.

Homs avanzó que dentro del marco del estricto control del gasto no se podrá reponer al personal que se jubile o fallezca, excepto en el ámbito sanitario y educativo. Para controlar estos niveles de austeridad, el Gobierno autonómico aprobó un decreto que establece los criterios y mecanismos para reducir el gasto, que incluye la no renovación de los programas finalizados en 2010. El departamento de Economía, que además recibió el encargo de presentar un concurso para que una empresa externa audite las cuentas del tripartito, decidirá cuáles de estos programas prosiguen este año.

En cambio, Francesc Homs anunció que la Generalitat mantendrá la red de embajadas instaladas en el extranjero que potenció el tripartito catalán, argumentando que el "error de Cataluña sería grande si prescindiera de sus delegados en el mundo". Asimismo, el equipo de Artur Mas aprobó otro decreto de creación del consejo asesor económico que presidirá el máximo responsable de Abertis, Salvador Alemany.