La concesión está valorada en unos 1.150 millones de euros

OHL y AENA aspiran a modernizar y operar juntas el aeropuerto saudí de Medina

OHL Concesiones y AENA Desarrollo Internacional son las dos únicas referencias españolas que pujan por hacerse con la concesión del aeropuerto de Medina, en Arabia Saudí. Las dos figuran en el mismo consorcio, liderado por la turca YDA, frente a otros siete grupos en los que destacan las referencias locales y la presencia de firmas asiáticas.

OHL repite guión en Arabia Saudí. Tras aliarse con las empresas públicas Renfe y Adif en el concurso para suministrar los trenes y explotar la línea de alta velocidad entre Medina y La Meca -proyecto sobre el que el consorcio español espera la adjudicación definitiva-, también apuesta por explotar el aeropuerto internacional de Medina junto a otra referencia pública española: AENA.

Estas dos y la firma turca YDA ultiman una oferta para ampliar el aeropuerto Príncipe Mohammad Bin AbdulAziz y proceder a su explotación. Distintas fuentes valoran la concesión en unos 1.150 millones.

El concurso se enmarca en el proceso emprendido por la Autoridad de Aviación Civil de Arabia Saudí (GACA pro sus siglas en inglés) para reformar y liberalizar el sector aéreo en ese país. De momento, GACA ha puesto en juego las obras de modernización del Príncipe Mohammad Bin AbdulAziz, construido en 1972. Un proyecto por el que la infraestructura debería pasar de los 3,9 millones de pasajeros atendidos durante 2009, a los ocho millones de viajeros que se esperan en 2014 y a los 14 millones que debería pasar por sus terminales en 2022.

OHL 1,10 -2,32%

La autoridad saudí ha señalado la necesidad de levantar una nueva terminal, rehabilitar las ya existentes y habla de la posible construcción de una segunda pista. Las obras proyectadas están calculadas en unos tres años.

Con la precalificación en la mano, los ocho consorcios interesados presentarán sus propuestas económicas antes del próximo 28 de febrero, tras lo que la GACA se tomará dos meses, hasta finales de abril, para determinar quién se adjudica la infraestructura.

El aeropuerto de Medina es uno de los cuatro internacionales de Arabia Saudí y resulta clave para atender a la multitud de peregrinos que transitan entre esa ciudad y La Meca.

Participantes

OHL tiene en su cesta de concesiones el aeropuerto de Toluca, en México DF. AENA Desarrollo Internacional, por su parte, está presente en aeropuertos de Colombia y México, además de ser accionista del operador TBI (controlado por Abertis). Las dos españolas forman equipo con la constructora turca YDA, con presencia en Arabia Saudí y experiencia en infraestructuras aeroportuarias.

Entre sus rivales en este proceso destacan las francesas Aéroports de Paris y Bouygues, aliadas del grupo Binladin. También están precalificados el operador del aeropuerto surcoreano de Incheon; ACSA, operador de los diez principales aeropuertos de Sudáfrica; el operador turco TAV, y el conglomerado industrial coreano Samsung.

La cifra

14 millones de viajeros es lo que aspira a gestionar el aeropuerto de Medina en 2022. En la actualidad atiende a algo menos de cuatro millones.

Ocho consorcios candidatos

Airports Comp. South Africa.

YDA Insaat Sanayi ve Ticaret; AENA Desarrollo Internacional y OHL Concesiones.

Integrated Transportation Company; Incheon International Airport Corp., Central Japan International Airport y Samsung (Consorcio BADR).

Saudi Binladin Group; Aéroports de Paris y Bouygues Bâtiment International.

El Seif Engineering Contracting; MMM Group Limited, ADC & HAS Airports Inc. y Emirates NBD Capital / Emirates Financial Services (Consorcio SaudiAirplex).

Limak Investment; GMR Infrastructure y MAPA Construction.

TAV Airports Holding; Saudi Oger, Al Rajhi Holding Group, Consolidated Contracting Company (Consorcio TIBAH)

Bakri International Energy Company; Malaysia Airports Holdings Berhad, Almabani General Contractors, Impregilo SpA y Riyad Bank (Consorcio Saudi-Malaysian).

*En negrita, el líder de cada grupo