El texto debería estar terminado antes del día 31

Los controladores deciden sobre el preacuerdo del convenio

Los controladores aéreos deciden hoy en asamblea si aceptan el preacuerdo que el sindicato USCA alcanzó con AENA sobre las negociaciones del II convenio colectivo, cuyo texto debería estar terminado antes del día 31.

Así lo manifestó César Cabo, portavoz de USCA, quien explicó que los controladores deberán respaldar el preacuerdo firmado con AENA y designar un árbitro, que, después, tendrá que ser consensuado con la empresa antes del día.

"Si hay árbitro el día 15 de enero, se levantará el estado de alarma y continuarán las negociaciones hasta el 31 de enero entre AENA y USCA", explicó Cabo, quien detalló que, "a partir de esa fecha y hasta el 28 de febrero, los puntos del convenio sobre los que haya discrepancias serán desarrollados con la mediación de este árbitro".

Sin embargo, Cabo añadió que, en el caso de que el miércoles ambas partes no lleguen a un acuerdo en la designación del árbitro, por "decisión exclusiva de AENA, las negociaciones se romperán".

En ese caso y al estar bajo el estado de alarma, César Cabo teme que la empresa pública imponga un laudo arbitral y manifestó que "hay rumores de que tienen uno en el cajón desde hace meses".

El sindicato de controladores asegura que su actitud "es constructiva y sigue apostando por la negociación", aunque ha reconocido que hay muchos temores e inquietud sobre la postura que pueda adoptar AENA como responsable de la gestión del tráfico aéreo.

Voluntad de diálogo

AENA ha reiterado su voluntad de diálogo para solucionar definitivamente el conflicto con los controladores en las negociaciones. La empresa ha expresado su esperanza de que el objetivo de llegar a un acuerdo sea compartido por los dirigentes de los controladores.