Entrevista en Antena 3

Zapatero: "Elevar la jubilación a los 67 años es inamovible y flexible"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que sigue siendo inamovible la decisión del Ejecutivo de elevar la edad legal de jubilación a los 67 años, aunque añadió que es flexible y habrá trabajadores que puedan retirarse a los 65 años en función del periodo cotizado.

Zapatero, minutos antes de la entrevista concedida en Antena3
Zapatero, minutos antes de la entrevista concedida en Antena3

En una entrevista en Antena 3, Zapatero señaló que los 67 años deben ser la "edad de referencia para tener derecho a jubilarse", pero admitió que será posible dejar de trabajar según el periodo de cotización, que "lógicamente tendrá que ser mayor" que en la actualidad.

"Si vivimos más tenemos que trabajar más" y "si hay más personas" y garantizar las pensiones "genera más coste" también será necesario cotizar más, apuntó Zapatero, quien añadió que el Gobierno seguirá buscando el acuerdo con los sindicatos.

Un acuerdo que, admitió, no es fácil, pero valoró la disposición que también tienen las organizaciones de los trabajadores para seguir dialogando, además de señalar que el acuerdo de pensiones, junto con otros que afectan al conjunto de la economía, deberían ser "acuerdos de Estado" en los que estuviesen presentes no sólo los sindicatos, sino también los empresarios y las fuerzas políticas.

Zapatero aseguró que la reforma de las pensiones es tan fundamental como la de acelerar el proceso de fusión de las cajas de ahorro para fortalecer el sistema financiero, "especialmente las cajas" porque lo consideró "decisivo" para generar credibilidad y confianza y para que el propio sistema financiero tenga más capacidad para dar crédito.

Asimismo, añadió que es necesario que los mercados internacionales comprueben que el sistema financiero español es "solvente, sólido" y hace las reformas "oportunas y necesarias".

Por otro lado, Zapatero aseguró que las políticas económicas que ha hecho, incluida la supresión de la ayuda de los 426 euros para los desempleados sin cobertura, están "muy en línea" con su ideología y no se contradicen con ésta.

En este sentido, aseguró que tras haber aprobado subidas de las pensiones en los últimos años, con la decisión y la "obligación" de congelarlas un solo ejercicio sigue siendo "fiel" a sus principios, y al mismo tiempo tiene "sentido de la realidad".

Además, el presidente señaló que si España tiene hoy el mayor porcentaje de desempleados "protegidos" es porque hay un sistema de cohesión social "razonable" y que si hay más ayudas en becas, sanidad o para la ley de dependencia es porque se ha avanzado en políticas sociales.

Espera que en el futuro haya bonos europeos

Zapatero también expresó hoy su deseo en que en el futuro haya un departamento del tesoro europeo que emita bonos europeos, lo que en su opinión ayudaría a fortalecer el euro.

El líder socialista admitió que los problemas de Grecia e Irlanda, países que han necesitado del rescate europeo, han hecho extender la desconfianza sobre otras economías de la zona del euro, en las que han aumentado los diferenciales de la deuda con respecto al bono de referencia, el alemán.

Pese a todo se mostró convencido de que Portugal, acuciado actualmente por dicha desconfianza, "va a aguantar" porque "tiene fortaleza, esta haciendo reformas, corrigiendo su déficit y está cumpliendo con los objetivos" comprometidos.

En cualquier caso, Zapatero insistió en que la zona del euro y las instituciones europeas deben agilizar el proceso para llegar a un "gobierno común europeo" con una política "más real" que incluya la política fiscal, la laboral e incluso un Tesoro que permita fortalecer la moneda única y, "en un espacio de tiempo razonable", emitir bonos europeos.

"Ahora no posible, pero si en un futuro", añadió Zapatero, para quien "hay una parte necesaria de fortalecimiento político de la zona euro" y la otra es que "cada país debe hacer sus deberes para hacer frente" a la situación.

En este sentido y preguntado por los buenos datos de la principal economía del área, Alemania, Zapatero recordó que este país ya acometió al inicio de la década de 2000 profundas reformas como las que ahora defiende o impulsa su Gobierno.

Así, recordó "reformas y sacrificios fuertes" en Alemania en el ámbito laboral o el de las pensiones, y en este sentido recordó que allí ya se ha elevado la edad de jubilación a los 67 años.

Añadió que lo que define un gran país es la capacidad que tiene de "saber asumir la época de crisis para volver a crecer y crear empleo".