Pruebas de resistencia

La Fed vuelve a someter a exámenes de estrés a los grandes bancos de EEUU

Los principales bancos de EEUU volverán a someterse en las próximas semanas a las pruebas de estrés de la Reserva Federal para determinar que entidades están suficientemente saneadas como para repartir dividendos o comprar acciones propias, según ha publicado ''Financial Times''.

Se espera que la institución presidida por Ben Bernanke comience esta semana a examinar la información proporcionada por 19 grandes entidades, entre las que se encontrarían corporaciones como Goldman Sachs, JPMorgan Chase o Bank of America, para evaluar cómo su comportamiento ante diferentes escenarios de tensión financiera.

Esta nueva ronda de exámenes, cuyos resultados no serán hechos públicos, a diferencia de los de 2009, tendrá lugar entre una creciente demanda de los inversores que buscan obtener mayor participación en los beneficios de las entidades, que han visto como mejoraban sus resultados desde que recibieran ayudas estatales.

No obstante, La Fed ha subrayado las diferencias de estas pruebas respecto a las de 2009, afirmando que las entidades consideran estas nuevas solicitudes de información como parte de un nuevo sistema mundial de controles regulares que no se sustenrará en "aprobados y suspensos". Además desde la institución se ha aclarado que unicamente podrán retribuir a sus accionistas aquellas entidades que hayan devuelto las ayudas públicas recibidas y puedan demostrar que una subida del dividendo no pondrá en riesgo su solvencia.