Petróleo EE UU

El barril de petróleo de Texas baja un 0,39% y cierra a 88,03 dólares

La cotización del petróleo de Texas bajó hoy el 0,39% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró la última sesión de la semana a 88,03 dólares por barril (159 litros) en un día en que el dólar volvía a fortalecerse ante otras divisas y en el que se conocieron datos de desempleo en Estados Unidos.

Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en febrero habían restado 35 centavos al precio del jueves, con lo que el crudo terminó la primera semana del año por debajo de la cota de los 90 dólares por barril en la que comenzó 2011.

El barril de Texas es hoy un 3,66% (3,35 dólares) más barato que el pasado viernes, cuando cerró 2010 a 91,38 dólares y firmó un encarecimiento del 15% anual.

Los contratos de gasolina y los de gasóleo de calefacción para entrega en febrero perdieron hoy tres centavos en ambos casos y acabaron la semana a 2,41 y 2,48 dólares por galón (3,78 litros), respectivamente.

El galón de gasolina es dos centavos (0,82%) más barato hoy que hace una semana, mientras que el de gasóleo acumuló en los últimos cinco días un descenso de seis centavos (2,36%).

Los contratos de gas natural para febrero volvieron a bajar por tercer día consecutivo, en este caso un centavo, para acabar a 4,42 dólares por cada mil pies cúbicos, un precio que es 5 centavos menor (1,11%) al que tenían el pasado viernes.

El retroceso de los precios del crudo y sus derivados se produjo en un día en que también se registraban bajadas en el mercado de valores y en el que el dólar se fortalecía frente a divisas como el euro, que hoy se cambiaba a 1,2928 dólares, frente a 1,3015 de la jornada anterior.

Los descensos en la Bolsa de Nueva York llegaban en esta última sesión de la semana después de que el dato de desempleo en Estados Unidos relativo a diciembre no convenciera a los inversores pese a ser positivo.

El mes pasado, la tasa de desempleo estadounidense bajó hasta el 9,4%, después de que se crearan 103.000 empleos, una cifra sustancialmente por debajo de los 150.000 que esperaban algunos analistas.