Bolsa de Nueva York

Wall Street, sin cambios tras los datos dispares de empleo y ventas

La Bolsa de Nueva York comenzó hoy la cuarta sesión de la semana prácticamente sin cambios, ya que los inversores se quedaban sin una estrategia clara al ver cómo los buenos datos de empleo se compensaban con las débiles ventas de las cadenas minoristas en diciembre.

Así, media hora después de la apertura, el Dow Jones de Industriales, que agrupa a 30 de las mayores empresas que cotizan en Estados Unidos, bajaba 5,26 puntos respecto al cierre del miércoles y se colocaba en 11.717,63 puntos, lo que supone un mínimo descenso del 0,04%. El selectivo S&P 500 se mantenía en 1.276,56 puntos y el índice compuesto del mercado Nasdaq subía un 0,09%, ya que sumaba 2,32 puntos y se colocaba en 2.704,52 puntos.

Esta tendencia poco clara en la cuarta sesión de la semana y del año respondía a los dispares mensajes que enviaban, por un lado los relativamente buenos datos de empleo en Estados Unidos que se difundieron antes de la apertura del mercado y, por otro, la debilidad de algunos resultados de ventas por parte de cadenas minoristas.

En cuanto a los primeros, el Departamento de Trabajo detalló que en diciembre el número de solicitudes semanales de ayuda al desempleo bajó en 3.500, para quedar en una media de 410.750 peticiones, el nivel más bajo desde julio de 2008.

DOW JONES 28.992,41 -0,78%

Estos datos alimentan la esperanza de que mañana el Gobierno informe de una reducción en una décima porcentual de la tasa de desempleo, que se encuentra en el 9,8%, aunque no todos los analistas coinciden en este pronóstico.

Sólo durante la semana pasada, el número de estadounidenses que solicitó ayuda por desempleo aumentó en 18.000, hasta 409.000, dato que supera ligeramente los pronósticos. Una cifra inferior a 425.000 refleja un ligero crecimiento del mercado laboral, aunque los analistas consideran que las solicitudes tendrían que descender a 375.000 para que se redujera de forma significativa el desempleo.

Ventas minoristas

Frente a estos relativamente alentadores datos, también se fueron conociendo en las últimas horas algunos resultados de ventas navideñas de cadenas minoristas y no todas alcanzaron a cumplir las previsiones de los analistas, que habían confiando en que mostrarían una clara recuperación respecto a un año antes.

Macy's anunció hoy que sus ventas de diciembre aumentaron un 3,9% respecto al mismo mes del año anterior, pero los analistas habían pronosticado un avance del 4,5%, mientras que Target anunció que sus ventas habían descendido un 0,9%.

Las acciones de la primera caían a esta hora un 3,52% y las de la segunda perdían hasta un 5,84%. Estos descensos arrastraban también a otras empresas del sector como Kohl's (-1,76%), Wet Seal (-12,53%) y Zumiez (-9,94%), que tampoco alcanzaron las previsiones.

También bajaban a esta hora otras empresas del sector como Wal-Mart (-0,53%), que forma parte del Dow Jones, y J.C. Penney (-0,83%), mientras que subían Saks (1,27%), Nordstrom (1,03%), Sears (0,21%) y TJX (5,48%), entre otras.

Sin embargo, las empresas que más bajaban hoy en el Dow pertenecían más al sector tecnológico, como Intel (-1,28%), AT&T (-0,91%) y Verizon (-0,68%), al financiero, como American Express (-1,15%), JPMorgan Chase (-0,25%) y Travelers (-0,16%).

Fuera del Dow Jones, las acciones de BP que cotizan en Nueva York subían un 0,75% un día después de que se conociera que el informe final sobre el vertido del Golfo de México, el más grave desastre ecológico sufrido por Estados Unidos, apunta a la existencia de "errores evitables" por parte de la compañía británica y también a fallos endémicos del sistema petrolero.

En otros mercados, el crudo bajaba a 89,30 dólares por barril, el oro descendía hasta 1.370,7 dólares la onza, el euro se cambiaba por 1,3095 dólares y la rentabilidad a diez años rondaba el 3,44%.