Cierre de la sesión

El Ibex despide Reyes con descensos

La Bolsa española ha cerrado la sesión de Reyes con una caída del 1,01% hasta los 9.702 puntos. La fuerte subida de la prima de riesgo, la banca y Wall Street han lastrado a un Ibex que ha recrudecido los descensos al cierre.

El 'efecto China' ha durado bien poco en el mercado de deuda. La crisis de deuda soberana de los países de la eurozona ha vuelto a hacer acto de presencia. Y lo ha hecho con fuerza, con las primas de riesgo de España, Italia, Bélgica y, sobre todo, Portugal, disparadas. Precisamente, el posible rescate del país luso, parece cada vez más cerca. La prima de deuda en España volvía a situarse cerca de los 260 puntos básicos, tras iniciar la jornada en 240 puntos.

El peor parado ante el nuevo escenario ha sido el sector financiero, que arrastró al Ibex al entorno de los 9.700 puntos, una cota que no registraba desde principios de diciembre. BBVA cayó un 2,16% y Santander se dejó un 2,08%. Pero además, todos los grandes valores también cayeron. Repsol cedió un 0,81%, Iberdrola el 0,72% y Telefónica un 0,15%.

Entre los motivos para el castigo a la prima de deuda, se encuentran la cercanía de las próximas subastas del Tesoro, que se celebrarán la semana próxima, una encuesta de Reuters a diversos analistas, en la que una amplia mayoría daba por hecho la cercanía del reiteradamente comentado posible rescate de Portugal y una propuesta de Michael Barnier, comisario europeo de Mercado Interior y Servicios Financieros. En la misma, la Comisión Europea propuso que los acreedores privados de los bancos contribuyan a financiar el coste de las futuras liquidaciones de entidades, de manera que el peso no recaiga únicamente en el contribuyente, como ha ocurrido en la actual crisis.

En Europa, con el euro cayendo también de forma notable, el resto de plazas del Viejo Continente también acusaron el deterioro de las primas de riesgo en los últimos momentos de negociación. El Footsie británico se dejó un 0,39%, el Cac parisino acabó plano, y el Dax redujo sus ganncias hasta el 0,56% tras sumir más de un punto y medio porcentual buena parte de la sesión.

La jornada ha estado marcada por los continuos vaivenes que ha protagonizado la renta variable. La Bolsa no encontraba una tendencia clara y las subidas y los descensos se sucedían. Los contradictorios datos económicos no han ayudado a despejar las dudas, si bien el incremento de las peticiones semanales de subsidios de desempleo en EE UU, que pasaron de 391.000 a 409.000, y los malos datos de ventas de algunas cadenas comerciales el mes pasado, empezaron a decantar las pérdidas en el parqué.

Wall Street, que cerró ayer en niveles que no registraba desde septiembre de 2008, reaccionaba asimismo con bajadas, y el castigo sobre el resto país hizo el resto. Los descensos se precipitaron cerca del cierre, y el Ibex vivió una nueva sesión de recortes como en la jornada precedente.

Gamesa lideró las pérdidas del Ibex con una bajada del 4,32%, seguida de OHL, que cedió el 2,76%, Amadeus (-2,53%), e Indra, (-2,42). En el polo opuesto volvió a situarse Iberia, con un ascenso del 5,23%, que arranca el 2011 tal y como despidió el ejercicio pasado, liderando las alzas entre cuantos valores componen el principal selectivo español. Por detrás se situó Telecinco, con un alza del 5,01%, y Sacyr que avanzó el 1,09 por ciento.

El efectivo negociado en bolsa se situó en 3.672 millones, de los que 1.900 millones los intermediaron inversores institucionales.