Análisis de valores

Almirall gana atractivo con sus últimos ensayos

Sube el 7% tras los positivos resultados del fármaco contra la EPOC

El laboratorio Amirall, dedicado a la investigación, fabricación y comercialización de productos farmacéuticos, ha conseguido un fuerte impulso en el mercado en la última jornada. Sus títulos se revalorizaron ayer un 7,24%, hasta los 7,7 euros por título, y los analistas no han dudado en recomendar comprar títulos de la compañía, ampliando así su precio objetivo. Y todo ello gracias al anuncio que la farmacéutica realizó a última hora del martes a la CNMV, en el que informaba de unos positivos resultados obtenidos de su compuesto estrella, el bromuro de aclidinio.

La compañía, junto a los laboratorios Forest, aseguró al supervisor que sus estudios en fase III, denominados Attain -inmediatamente anteriores a la comercialización de un fármaco- de este compuesto, han resultado satisfactorios. Según el comunicado remitido por la farmacéutica, el compuesto, que se utiliza para tratar a pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), "alcanzó una broncodilatación clínicamente significativa así como una mejora de los síntomas en los pacientes tratados con bromuro de aclidinio".

La firma catalana informó que, una vez completado el registro, "se prevé presentar a las autoridades regulatorias a mediados de 2011, tanto en Europa como en EE UU". Así, la compañía, presente en más de 80 países, podría obtener el visto bueno de los reguladores en 2012 y comenzar su comercialización en 2013. Además, precisó que "se han obtenido resultados positivos de otros dos estudios de fase IIb del bromuro de aclidinio en combinación con formoterol que permitirán iniciar la fase III en 2011".

ALMIRALL 14,33 0,99%

A la luz de esta noticia, los analistas de Jefferies se apresuraron ayer a revisar su posición sobre la firma, reforzando su consejo de mantener los títulos a un precio objetivo de 8 euros por acción. Citi emitió a su vez un nuevo informe sobre el grupo. En él, auguran "un alza en las ventas de 160 millones de euros para 2016, el 7% de su Ebit", gracias a su último ensayo. Asimismo, destacan que los resultados preliminares del estudio Attain, de seis meses de duración y en el que participaron un total de 828 pacientes, con dosis de 200 y 400 microgramos "tiene la ventaja del inhalador de dosis múltiples Genuair, que creemos que ofrece beneficios respecto a los inhaladores de dosis única actualmente utilizados por sus competidores, como los activos Ph3 de Spiriva y NVA237 de Novartis". Por ello, consideran que la compañía podría hacerse con el mercado de este fármaco.

Cabe recordar que la cotización de Almirall fluctúa de forma vertiginosa en función de los resultados de los estudios clínicos de su producto estrella. Así, en septiembre de 2008, unos resultados con un efecto "menor de lo observado en estudios previos" provocaron su mayor caída diaria en Bolsa, con un desplome del 42%. A finales del mes de octubre, cedió otro 15% por "un menor efecto broncodilatador" del bromuro de aclidinio en sus ensayos.

Tras su última prueba, Ahorro Corporación mantiene la recomendación de compra y sitúa su precio objetivo en 10,6 euros, frente a los 9,58 euros por acción del consenso de los analistas. Ya que, "a precios actuales, el valor está cotizando con un PER (veces que el beneficio por acción está contenido en la cotización) de 9,4 veces, muy por debajo de la media de sus comparables que está a 11,2". La firma recuerda que para 2011 "los resultados estarán presionados por el recorte del precio de los fármacos impuesto por Ley, pero esto ya está descontado por el mercado y en contraposición, ha sido capaz de recortar sus gastos más de un 6%". Por su parte, Caja Madrid Bolsa también mantenía ayer su consejo de compra, si bien eleva su precio objetivo, hasta los 11,5 euros por acción.

De los 15 analistas que siguen la evolución de Almirall, que desde 2010 ha perdido un 14,34% en Bolsa, 12 recomiendan comprar, tres aconsejan mantener y tan solo dos animan a vender sus títulos, según datos de Bloomberg.

Los riesgos

Citi. Valora las acciones de Almirall como de "alto riesgo", ya que "dependen de la capacidad de gasto de los gobiernos europeos", que es limitada actualmente.

Volatilidad. Citi recuerda que "el valor está sujeto a mucha volatilidad", ya que depende de las licencias pertinentes de los gobiernos y de unos positivos resultados en sus ensayos.

Ahorro. Resalta ese "recorte del precio de los fármacos impuesto por ley".