Nueva regulación

La ley antitabaco da alas a nuevos negocios en plena crisis

Los vendedores de estufas para terrazas se quedan casi sin existencias.

La ley antitabaco da alas a nuevos negocios en plena crisis
La ley antitabaco da alas a nuevos negocios en plena crisis

En pleno debate sobre si las restricciones al consumo de tabaco en bares y restaurantes supondrán una merma en los ingresos de los establecimientos, lo que sí parece claro es que la nueva regulación está trayendo consigo beneficios -al menos coyunturales- para algunos negocios.

Uno de los segmentos que más está creciendo al calor de la ley antitabaco que entró en vigor el 2 de enero es el de la venta de estufas para terrazas (conocidas como setas). En la última semana del año 2010, y más desde que se aplica la nueva regulación, las peticiones se han disparado, llegando a producirse problemas de stock en el mercado y aplazando hasta dentro de un mes la entrega de artículos por falta de existencias.

Andrés López es uno de los propietarios de una distribuidora de la marca Mobel Hispania en la localidad de Pulpí (Almería). "Con la entrada en vigor de la ley se nos ha producido una rotura del stock en la última semana. Entre el 24 y el 31 de diciembre hemos vendido unas 200 estufas, cuando en un año normal eran 30 o 40 semanales", comenta este empresario a CincoDías. "Al menos durante el mes de enero me figuro que se va a mantener la demanda. Pero ahora se tendrán que empezar a regular. Nosotros todas las que vendemos están homologadas, pero hay muchas por ahí que no lo están", explica. "La verdad es que nos ha cogido un poco por sorpresa. Las ventas se han acelerado desde que se empezó a multar por no cumplir la ley", añade Andrés López.

Paravientos para terrazas

Además de las estufas, la empresa de Andrés López distribuye también paravientos para terrazas. "Estamos recibiendo una gran cantidad de solicitudes de presupuestos", comenta el empresario. Josep Altés, responsable de Terramed Solutions (www.terramed.es), una empresa con sede en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), asegura que desde septiembre las ventas de estufas para terrazas no solo no han bajado (como venía sucediendo año tras año) sino que se han incrementado entre un 15% y un 20%. "Y a partir del pasado lunes aumentó muchísimo más la venta. Este año está siendo una locura. Si todo sigue así vamos a vender más en un mes que en todo el año pasado", añade.

"Hay muchos negocios que no tenían pensando instalar estufas en las terrazas, pero que han cambiado de opinión al ver que los clientes se pueden marchar al establecimiento de al lado", explica Josep Altés. El precio de estos aparatos oscila entre los 150 y los 300 euros.

Se trata de artículos que prácticamente no se fabrican en España, pues se importan en su mayor parte de China, Corea y el este de Europa.

A juicio de Eduardo Hernández Keyzán, gerente de la empresa Tecna, la prohibición de fumar en los locales públicos es "una gran oportunidad" para el sector de distribuidores, y resaltó que, en los 30 años de actividad de su compañía, que vende estos aparatos a grandes cadenas comerciales como Leroy Merlin o Makro, "no se ha visto algo igual", ya que el ritmo de ventas habitual oscila entre 600 y 800 unidades al año. Según Hernández, Tecna ha vendido 300 estufas en las dos últimas semanas, y tiene que afrontar un pedido de otras 100 más, lo que representa un problema a corto plazo, ya que hace mes y medio la compañía encargó más aparatos en China, pero los dos barcos contenedores que los traerán a España no zarparán del país asiático hasta el próximo 15 de enero.

Las mantas se han convertido también en las aliadas para combatir el frío de quienes no renuncian a un cigarrillo mientras se toman algo en un bar. Algunos establecimientos están poniendo a disposición de los clientes estos artículos de abrigo, cuya demanda también se ha incrementado en los últimos días. Todo vale para evitar que se marche la clientela o que el establecimiento tenga que afrontar multas por incumplimiento de la ley que pueden llegar a los 10.000 euros.

Ayuda para dejar el hábito y cigarros electrónicos

Las compañías farmacéuticas han puesto en marcha diferentes campañas para ayudar a los fumadores a abandonar el hábito. Una de ellas es Pfizer, que ha lanzado la web www.dejardefumarconayuda.es. "El propósito de esta página es ayudarte a definir un plan personalizado para abandonar el tabaco, con sugerencias que te permitirán sacar el máximo partido a la consulta con tu médico. Y es que contar con un profesional sanitario como aliado duplicará tus probabilidades de dejar de fumar", asegura la farmacéutica en la web.

Pero sin duda lo que está haciendo furor entre las personas que tratan de dejar el tabaco son los denominados cigarrillos electrónicos, que en España comercializa la empresa del mismo nombre (www.cigarroselectronicos.com). Estos artículos proporcionan al usuario la posibilidad de dosificar los niveles de nicotina y exhalar vapor de agua en lugar de humo. Se fuma de manera similar al cigarrillo tradicional. "Se ve, se siente y sabe a un cigarrillo y brinda todo los placeres de fumar, evitando todos los inconvenientes", asegura esta empresa en su web. El vapor de agua sabe a tabaco por su aroma y sabor, lo que contribuye a paliar la ansiedad que le genera al fumador habitual cesar en el hábito.