Investigación comunitaria

La Comisión Europea pregunta a la industria si ha detectado manipulaciones en Google

La Comisión Europea (CE) ha enviado un cuestionario a distintas empresas relacionadas con internet en el marco de la investigación para determinar si el buscador Google penaliza a sus competidores en las búsquedas en línea, según confirmó ayer el Ejecutivo comunitario.

La CE ha remitido las preguntas "a una serie de operadores tales como editores de páginas web, motores de búsqueda, anunciantes y publicistas online", en lo que constituye "una práctica totalmente habitual en el contexto de una investigación" antimonopolio, explicó ayer la portavoz comunitaria de Competencia, Amelia Torres, en un correo electrónico.

Las cuestiones planteadas por la Comisión Europea a los actores del mercado pretenden determinar si el motor de Google beneficia a los contenidos de portales pertenecientes a la multinacional o anuncios publicitarios, al colocarlos entre los principales resultados de una búsqueda.

GOOGLE 1.520,74 0,40%

Según el diario francés Le Figaro, el cuestionario, que fue enviado a las empresas poco antes de Navidad y cuenta con un centenar de preguntas, tiene que ser respondido antes del 11 de febrero.

El rotativo señala que las autoridades europeas lanzan preguntas tan directas como: "¿Google les ha indicado alguna vez que una subida del gasto publicitario podría mejorar su posicionamiento natural en el buscador?".

La apertura formal de la investigación de la Comisión Europea se produjo el pasado 30 de noviembre, en respuesta a las denuncias presentadas por otros proveedores de servicios de búsqueda por internet que se decían sentirse discriminados por el gigante tecnológico.

Ese mismo día, el comisario europeo de Competencia, el español Joaquín Almunia, advirtió que la apertura de la investigación no significa que la Comisión Europea disponga de pruebas de tales infracciones por parte de Google ni de que la compañía sea culpable de prácticas contrarias a la competencia.

Asimismo, la multinacional estadounidense reiteró en ese momento su inocencia y se ofreció a cooperar con el Ejecutivo comunitario en todo lo posible.