Tras la integración de Cajasol

Fitch sitúa el rating de Banca Cívica en vigilancia negativa

Fitch ha situado el rating de Banca Cívica en ''vigilancia negativa'' "por los riesgos de integración con Cajasol, dado el relativo gran tamaño de la caja andaluza y su más débil perfil financiero", informó la agencia, que ha precisado que la integración de la caja andaluza en este contexto económico supone una revisión del rating en ''vigilancia negativa'' que variará, según Fitch, en función del desarrollo de la integración de Cajasol.

Fitch otorgó a Banca Cívica el pasado mes de julio el primero de los ratings emitidos para un grupo consolidado de cajas, A-. Hasta la fecha, ningún grupo de cajas ha logrado un rating mejor, según ha recordado Banca Cívica en un comunicado.

El grupo ha señalado que su futuro rating se hará público en "un contexto de ''riesgo país'' muy deteriorado, que ha supuesto la bajada del rating soberano de España por parte de todas las agencias de calificación internacionales en el último año".

Asimismo, ha indicado que "la coyuntura de estancamiento económico también ha castigado a la mayor parte de las entidades financieras españolas". En total, durante 2010 se han producido 19 rebajas de rating de entidades financieras españolas.

La integración de Cajasol en este contexto económico supone una revisión del rating en ''vigilancia negativa'' que variará, según Fitch, en función del desarrollo de la integración de Cajasol.

BUENA POSICION DE BANCA CIVICA

En ese sentido Banca Cívica es el SIP de cajas en España que cuenta con un mayor grado de avance en su integración y desarrollo. De hecho, la incorporación de Cajasol al Banca Cívica supone para esta entidad un ''Rating Watch Positive''.

A pesar de la coyuntura económica, Fitch destaca en su informe buena posición de Banca Cívica con "una positiva complementariedad geográfica, así como buenas franquicias regionales y baja concentración de grandes riesgos".