Nueva dotación por 24,36 millones de euros

La inversión en NH castiga las cuentas de Hesperia y obliga a nuevas provisiones

Grupo Inversor Hesperia, la sociedad a través de la que el constructor José Castro Sousa controla el 25,09% de la compañía NH, sigue en números rojos por las nuevas provisiones que se ha visto obligada a realizar por las pérdidas de la hotelera que preside Gabriele Burgio. Hesperia cerró 2009 con unos números rojos de 36 millones de euros y un fondo de maniobra negativo de 86 millones.

La participación en NH sigue penalizando al Grupo Inversor Hesperia, primer accionista de la cadena hotelera. Según las cuentas individuales que la sociedad acaba de depositar en el Registro Mercantil, la empresa -tenedora del 25,09% de NH- cerró 2009 con pérdidas de 36 millones de euros frente a los 148,7 millones de euros de 2008. En el informe de auditoría de 2008 Deloitte reflejó que la sociedad estaba en causa de disolución por su inversión en NH.

Según las cuentas de 2009, a 31 de diciembre de ese año "ha registrado un deterioro en el valor de la inversión mantenida en NH Hoteles por importe de 24,36 millones de euros". Esta provisión contable "es la principal causa de las pérdidas del ejercicio". Al cierre del citado año, el fondo de maniobra presentaba un signo negativo de 84,59 millones de euros.

NH y Hesperia caminan juntos desde septiembre de 2009, cuando la primera asumió la gestión de los 49 hoteles de la segunda. No se produjo una fusión ni un traspaso en la propiedad de los activos de Hesperia, si no que ésta vendió la sociedad gestora de sus hoteles (Hoteles Hesperia, SA) a NH Hoteles por unos 10 millones de euros y el compromiso de gestionar los hoteles de su primer accionista. Ambas marcas, NH y Hesperia, cohabitan, pero la gestión recae sobre la primera.

NH HOTELES 5,15 0,19%

Con esta operación, Hesperia logró entrar en el consejo de administración de su primer accionista y cumplía así el objetivo perseguido durante años de hacer valer el peso de su participación en la gestión de NH. Hesperia lanzó una opa hostil por NH en 2003 y en 2009 se vio obligada a suscribir la ampliación de capital de 225 millones que hizo la hotelera que preside Burgio. Hesperia tuvo que desembolsar 55,1 millones en la ampliación para no pasar del 25,09% que tenía a un 15%, en que hubiera quedado establecida su participación por la dilución.

La sociedad Grupo Inversor Hesperia obtiene sus ingresos por los dividendos que le reportan sus participadas, según aclara el consejero delegado, Javier Illa. En 2008 percibió los últimos ingresos por dividendo de NH (9,65 millones). Pero en 2009 NH cerró con pérdidas de 97 millones y hasta septiembre de 2010 los números rojos eran de 45,2 millones de euros, por lo que no parece que el último ejercicio se haya cerrado en positivo. La deuda neta de NH Hoteles ascendía a 1.082,1 millones.

Para el periodo 2009-2014 el grupo Hesperia ha elaborado un plan de negocio que contempla la refinanciación de la deuda (se realizó en 2009), la obtención de líneas adicionales de crédito, así como la obtención de flujos de caja operativos del negocio "que permitan cubrir las necesidades financieras". Para el ejercicio 2010, las previsiones de ingresos de la sociedad Grupo Inversor Hesperia eran de 29 millones de euros.

Las fuertes inversiones en que ha incurrido Hesperia para mantener su participación en NH le han abocado a pérdidas cuantiosas en 2007 y 2008, por lo que en 2009 se vio obligada a "restablecer el equilibrio patrimonial" de la sociedad, explica Javier Illa. Lo hizo mediante una reducción de capital por importe de 224 millones de euros "con la finalidad de corregir el desequilibrio patrimonial originado por las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, básicamente, de los ejercicios 2007 y 2008, con motivo del registro de saneamientos extraordinarios".

Con motivo de dicha reducción de capital aprobada por la mayoría de los accionistas a mediados de junio de 2009, los títulos pasaron de 60,10 euros a 30 euros.

Menor gasto financiero por la refinanciación

La sociedad Grupo Inversor Hesperia ha conseguido reducir los gastos financieros de 30,8 millones a 22,5 en 2009. Durante el ejercicio 2009, la sociedad reestructuró una deuda de 293 millones, la mayoría generada por la financiación de su participación en NH. En el acuerdo se estableció un calendario de vencimientos más cómodo, con dos años de carencia de principal, y se fijó que la evolución de los títulos de NH a la baja no fuera motivo de incumplimiento de ratios aunque se mantienen pignoradas las acciones en la hotelera. Según explica Javier Illa, la banca exigió garantías reales sobre activos inmuebles.

Esta deuda se debe ir amortizando anticipadamente con la venta de activos (ha puesto en el mercado un paquete de hoteles), de acciones de NH o por los dividendos que genere su participada.