Diciembre, sexto mes consecutivo de caídas con un descenso del 24%

Empresas y alquiladores logran que la venta de coches crezca un 3% en 2010

La actividad de empresas y de compañías de alquiler de automóviles ha servido para sostener las ventas de coches en 2010, ejercicio que cerró con una subida del 3,1% en las matriculaciones. Las previsiones para este año son pesimistas: se espera que las ventas no superen las 900.000 unidades, frente a las 982.015 de 2010.

Las matriculaciones de automóviles y todoterrenos en España se situaron en 982.015 unidades en 2010, lo que se traduce en un leve incremento del 3,1% en comparación con las cifras del ejercicio precedente, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam). En diciembre, las entregas de automóviles alcanzaron las 68.942 unidades, lo que representa un fuerte retroceso del 23,9% respecto a diciembre de 2009 y supone el sexto mes consecutivo de caída.

Por canales, las ventas a particulares bajaron un 11,3% a lo largo del año pasado, con 583.993 unidades, mientras que las compras por parte de las empresas se situaron en 262.683 unidades, lo que supone un aumento del 22,8%. Las compañías de alquiler registraron un volumen de matriculaciones de 135.339 unidades en 2010, lo que se traduce en una fuerte progresión del 68,6% respecto a los datos contabilizados en 2009.

Nivel de crucero

Anfac y Ganvam señalaron que el comportamiento de los canales de empresas y de firmas alquiladoras logró sostener las matriculaciones del conjunto del año en 982.015 unidades, una cifra que se encuentra todavía "muy lejos del potencial" que debería retomar el mercado, con niveles de crucero de entre 1,3 y de 1,4 millones de unidades.

No obstante, como adelantó ayer CincoDías, la patronal de fabricantes ve probable que este año la evolución será peor que en 2010 y que las ventas no superen las 900.000 unidades. Para las patronales, el mercado automovilístico español "tiene margen de crecimiento", tanto por renta per cápita como por desarrollo económico, pese a que 2010 ha sido el segundo año consecutivo con menos de un millón de ventas.

En este sentido, indicaron que el comprador puede estar influenciado por la falta de confianza en los factores económicos, aunque resaltaron que tiene que ser consciente de que el precio de los coches está por debajo del de enero de 2009 y de que el esfuerzo necesario para comprar un automóvil ahora es un 5% menor que hace cinco años.

Solo seis comunidades al alza

Por comunidades autónomas, las ventas de automóviles en el conjunto del año pasado solo crecieron en seis regiones: Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Madrid. En el último mes del año, todas las comunidades registraron descensos de matriculaciones.

Las caídas afectaron a todos los segmentos de mercado, excepto en el caso de los vehículos de ejecutivo, entre los de lujo, así como en los todoterrenos de pequeño tamaño y en los de tamaño medio.

El 71% de los automóviles vendidos eran diésel, frente al 29% con motor de gasolina.

Renault Mégane, el modelo preferido

El modelo Mégane de Renault fue el automóvil más vendido en España en 2010, con 45.198 unidades, pese a que las ventas han caído un 13,3% respecto a 2010 y que el descenso registrado en diciembre fue del 23,3%, hasta las 2.873 unidades, en comparación al último mes del año del ejercicio precedente.

El segundo modelo más vendido fue el Seat Ibiza, con 39.905 unidades, un 2,3% menos. Por detrás se situaron el Citroën C4, con 35.689 unidades, un 15,8% menos, el Nissan Qashqai, con 30.050 unidades, un 22,1% más, y el Peugeot 207, con 29.046 unidades, un 6,4% menos que en 2009.

Seat, líder del mercado en el año

Las ventas de Seat en España se situaron en las 89.392 unidades durante 2010, lo que supone un aumento del 6,7% y le permitió convertirse en la marca más vendida en España, según datos de las asociaciones de fabricantes y vendedores (Ganvam).

Volkswagen fue la segunda marca más vendida en España a lo largo del año pasado, con 83.356 unidades, lo que supone un aumento del 6,2%, por delante de Peugeot, con 82.678 unidades, un 1,2% más, de Renault, con 81.558 unidades, un 8,5% menos, y de Citroën, que cierra el top 5, con 81.177 unidades, un 7,6% menos.