Frente al 3,7% de 2010

Alemania crecerá un 2,2% en 2011 y un 1,3%en 2012, según el instituto DIW

La economía alemana crecerá en 2011 un 2,2% y en 2012 un 1,3%, frente al 3,7% de 2010, según las previsiones dadas a conocer hoy por el Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW) con sede en Berlín.

Ferdinand Fichter, analista del DIW, señaló que en el 3,7% de crecimiento de 2010 jugaron un papel importante "los efectos de recuperación" de la crisis, que "no se repetirán en 2011 y 2012" a tan alto nivel. Para Fichter, en los niveles de crecimiento de los dos próximos años influirán otros factores como las exportaciones, la construcción, la inversión en equipamientos y el consumo privado.

En el mercado de trabajo, el DIW augura que durante el 2011 el porcentaje de desempleados permanecerá como media por encima de los tres millones.

Hoy mismo la Oficina Federal de Empleo (BA) ofreció los datos oficiales de desempleo de diciembre de 2010 y afirmó que en este último mes de 2010 se registraron 3.016.000 parados, 85.000 más que en el mes de noviembre.

Con ello, el índice de desempleo subió un 0,2% hasta situarse en el 7,2%, aunque en diciembre de 2009 alcanzaba el 7,8%.

"La situación no es tan favorable como parece", señaló Fichtner, quien destacó que la economía alemana ha conseguido sortear la crisis internacional sin despidos masivos.

El instituto económico añade que el aumento del número de empleados en 2010 se registró principalmente en contratos de tipo temporal. "Los más afectados por la crisis han sido los empleados con contratos fijos", afirmó Fichtner.

Respecto al endeudamiento del Estado, el DIW prevé que tras los recortes aprobados en gasto social, el déficit se situará en 2011 en el 2,4% y en 2012 en el 2,1% del Producto Interior Bruto (PIB), con lo que se cumplirían los criterios del Tratado de Maastricht de la Unión Europea (UE).

En este punto el presidente del DIW, Klaus Zimmermann, advirtió contra la euforia y advirtió "que las deudas del Estado crecen menos de lo previsto, pero siguen creciendo".

"La cuota de endeudamiento alemana debería situarse en todos los intervalos por debajo del 80 por ciento", afirmó hoy Zimmerman, para quien "la consolidación no camina en la dirección que el fuerte crecimiento económico haría pensar".

Para el DIW, las exportaciones alemanas en 2011 y 2012 seguirán siendo el motor del crecimiento. Mientras que en 2010 crecieron un 10%, el DIW estima que en 2011 podrían crecer otro 6%. Los analistas del DIW prevén un crecimiento mundial en 2011 y 2012, respectivamente, del 4,2% y el 4,5%.

En los países de la eurozona, el instituto económico establece una diferencia entre "el núcleo y la periferia" y advierte que "las crisis en Grecia y España son resultado de problemas estructurales", según afirmó Christian Dreger, director de la delegación del DIW en Berlín.

Para Dreger el apoyo del Banco Central Europeo (BCE) se verá obligado a largo plazo a aumentar sus tipos de interés tras apoyar a los países "periféricos" con tipos de interés muy bajos, algo de lo que también se está beneficiando Alemania.