El precio cae en 46 provincias en 2010

La vivienda nueva se ha abaratado un 15% desde el inicio de la crisis

El precio de la vivienda nueva cayó un 3,2% en 2010, según el informe hecho público ayer por Sociedad de Tasación. Desde el inicio de la crisis a finales de 2007 ha bajado un 14,8%, lo que supone un punto menos de lo que subieron los precios en solo un año (2003). Los expertos prevén que seguirán descendiendo hasta que no se absorba gran parte del stock de viviendas sin vender.

Urbanización de viviendas
Urbanización de viviendas

Los datos de la Sociedad de Tasación refrendan punto por punto los vaticinios hechos públicos la semana pasada por el Banco de España: el precio de la vivienda seguirá bajando este año como consecuencia del elevado stock de vivienda sin vender (entre 700.000 y 1,1 millones, según sus cálculos) y de la desaparición de la desgravación en la compra de vivienda para aquellas personas cuyos ingresos superen los 24.100 euros anuales.

En 2010, el precio de la vivienda nueva bajó un 3,2% hasta 2.476 euros por metro cuadrado, según Sociedad de Tasación, con lo que acumula una caída del 14,8% desde el inicio de la crisis a finales de 2007. Pese a que es un descenso importante, el recorte en los precios acumulado en tres años es un punto más bajo del aumento registrado en 2003, en el que se produjo un alza del 15,8% en pleno boom inmobiliario.

Los tasadores consideran que el elevado stock de vivienda "sin vender y de difícil colocación provocará que, como mínimo, en la primera parte del nuevo año las ventas tiendan a ralentizarse, y se mantenga la tendencia de crecimiento negativo en los precios hasta que se absorba el excedente de oferta existente". El informe no hace diferenciaciones entre territorios y augura que la debilidad de la demanda se podrá producir tanto en las primeras residencias, en las segundas y en las turísticas. En paralelo a lo expresado por el Banco de España, los tasadores consideran que hay dos factores que van a frenar la posible recuperación del mercado inmobiliario. Por una parte, el final de la desaparición de la deducción fiscal por compra de vivienda habitual supondrá, a su juicio, "un mayor debilitamiento de la demanda actual, que incida negativamente en la evolución de los precios si se mantienen las condiciones de financiación actuales". A lo que habrá que añadir el endurecimiento de los costes financieros que tendrán que soportar las compañías inmobiliarias, "lo que conllevará una reducción de los márgenes comerciales de las promotoras y puede contribuir a prolongar el periodo de reducción en los volúmenes de inversión en el mercado inmobiliario que se aprecia actualmente".

Aragón, la que más baja

Sin embargo, el impacto de todos esos fenómenos no está siendo igual si se analiza la rebaja de precios por comunidades autónomas, provincias o zonas turísticas. La caída media del 3,2% registrada en 2010 es la consecuencia de la suma de fuertes bajadas, como Aragón o Extremadura, con descensos superiores al 5% o rebajas muy leves como las de Galicia, Asturias o Navarra, por debajo del 1,5%. Si el análisis se realiza por provincias, el precio ha bajado en todas ellas excepto en Orense, donde se ha mantenido, y en Palencia, Lugo y Pontevedra, donde el precio ha subido en la comparación interanual. Las mayores bajadas le han correspondido a Cáceres (7,1%), Zaragoza (6%) y Vitoria (5,7%). Los tasadores asumen entre sus conclusiones que la oferta de vivienda nueva "será menos abundante en las zonas céntricas de las ciudades por la escasez de inmuebles nuevos ya construidos y de suelo edificable".

El ajuste en los precios también se ha producido en el caso de la vivienda usada e incluso a un ritmo más elevado que en la de primera mano. El precio medio del metro cuadrado se situó en los 2.262 euros a finales del pasado ejercicio, lo que supone un descenso del 3,8% respecto al año anterior, según el índice que elabora el portal de internet fotocasa.es.

El precio de la vivienda usada ya acumula cuatro años consecutivos de caídas (por tres de la de primera mano) en los que ha bajado un 23,4% desde el inicio de la crisis. Sin embargo, al igual que ha ocurrido en las casas de primera mano, los descensos han sido cada vez más moderados. "Se observa una clara tendencia a la estabilización de los mismos, con incluso zonas en que se empieza a apreciar una tendencia alcista", advierte en alusión a Baleares y Asturias, donde los precios ya han subido en 2010.

Las cifras

2.476 euros por metro cuadrado era el coste medio de una vivienda de 90 metros cuadrados en España a finales de 2010. Este precio es un 3,2% inferior al de un año antes.

7,1% es el porcentaje de caída del precio de la vivienda nueva en la provincia de Cáceres. Se trata de la mayor bajada en 2010, seguida por Zaragoza, con un descenso del 6%, y Vitoria (-5,7%).

Diferencias entre el año que más y el que menos se construyó

Un buen reflejo del parón que ha sufrido el sector inmobiliario se produce si se comparan las cifras del sector inmobiliario en 2006 y 2010. En el primero de ellos, el boom de la construcción alcanzó su mayor apogeo, con cerca de 800.000 viviendas iniciadas en tan solo un año y más de 820.000 proyectos visados por los colegios de arquitectos. Cuatro años después, la cifra de viviendas iniciadas ha bajado hasta 91.400, lo que supone nueve veces menos y la cifra más baja en 25 años, según las proyecciones de los tasadores.

La debacle ha sido aún mayor en el caso de los proyectos visados, con apenas 83.100 durante el pasado ejercicio, diez veces menos que en 2006. Este indicador es una clara referencia de las dificultades por las que atraviesan una gran parte las promotoras, que han paralizado sus proyectos de construcción ante el exceso de oferta, el difícil acceso al crédito y la falta de demanda. Este último aspecto podría verse acrecentado por el mantenimiento de la alta tasa de paro (en torno al 20%) y al repunte previsto para el euríbor.