Sedes en Londres, París y Fráncfort

La UE estrena sus tres supervisores financieros

La nueva arquitectura de supervisión financiera pactada por la UE comenzó a funcionar el pasado 1 de enero. Las tres nuevas autoridades europeas supervisarán a los bancos, las aseguradoras y los mercados. Tendrán sus sedes en Londres, París y Fráncfort, y capacidad para prohibir prácticas de riesgo y tomar decisiones legalmente vinculantes para las entidades en caso de que un supervisor nacional actúe en contradicción con las leyes comunitarias. Este esquema lo completa el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico, que vigilará los posibles problemas que afecten al sistema en su conjunto.