Las cinco grandes constituyen el 50% del mercado

España se sitúa en el furgón de cola europeo en concentración bancaria

El proceso de concentración bancaria en España no ha hecho más que empezar. En la actualidad, las cinco mayores entidades del país suponen el 50% del negocio bancario, muy por debajo de las cifras europeas. Los expertos creen que esta cifra se incrementará considerablemente en los próximos meses.

Demasiadas oficinas, demasiadas entidades y una escasa actividad. La sobrecapacidad del sector financiero español ha sido una de las principales razones que ha motivado una de las mayores reestructuraciones bancarias en la historia de España.

Para muchos expertos, el proceso de concentración que se inició tras el estallido de la crisis financiera mundial hace ya más de tres años, no ha hecho más que empezar. España, se encuentra a la cola de Europa en términos de concentración bancaria. Así, las cinco mayores entidades financieras del país, teniendo en cuenta ya los cambios acometidos por las entidades en estos últimos meses, ocupan tan solo el 50% del negocio bancario, según fuentes del sector financiero.

Esta cifra es considerablemente menor que la media de los países europeos. Tan solo Irlanda se encuentra por debajo de este número, donde las cinco mayores firmas bancarias del país suponen el 47% del sector financiero del territorio. Italia se encuentra también entre los puestos más bajos del ranking con un 52%.

En Suecia, las cinco primeras firmas acaparan el 89% del negocio bancario

"En España había espacio para muchas entidades pero esto se ha colapsado y se ha venido abajo, hoy hay muchas firmas que no tienen cabida", destacan fuentes del sector. "Antes de que se iniciase la reestructuración la concentración bancaria era aún inferior al 50%, pero esta cifra va a continuar creciendo en los próximos meses, el proceso de concentración acaba de comenzar", señalan las mismas fuentes financieras.

Lejos de Europa

España, junto con los países antes mencionados, se encuentra muy lejos de la concentración bancaria que existe en otros lugares de Europa. A la cabeza del ranking se encuentra Suecia. En este caso, las cinco mayores entidades financieras completan el 89% del negocio bancario del país. También por encima del 80% se hallan otros países como Reino Unido, Finlandia, Dinamarca, Bélgica y Holanda.

Fuentes del sector aseguran que en España se tiende a un modelo más cercano al existente en el resto de Europa, con menos entidades financieras pero con una solvencia mayor.

No obstante, respecto al tipo de banca que se ha llevado a cabo en España históricamente, una banca tradicional, minorista, los expertos aseguran también que ha sido una de las razones por las que el sector financiero no ha sufrido con tanta intensidad el mazazo que ha vivido la banca de inversión en casi todo del mundo.

Un 60% menos de cajas tras la reestructuración

Las cajas de ahorros han sido las grandes protagonistas de la reestructuración del sector financiero en España y donde la sobrecapacidad bancaria era más acusada.

Las 45 entidades de ahorro que había al inicio de la crisis financiera se han convertido hasta el momento en 17 firmas. æscaron;nicamente cinco cajas no se encuentran inmersas en ningún proceso de fusión, ya se trate de una fusión total o un sistema institucional de protección (SIP). Son Ibercaja, Kutxa, Caja Vital, Caixa Ontinyent y Caixa Pollensa. Aunque algunas de estas firmas han mantenido conversaciones con otras entidades para posibles procesos de fusión.

Son muchos los expertos que opinan que se trata de una primera oleada de procesos de integración, que habrá más y que incluso, comenzará a afectar también a los bancos. Habrá que esperar.