Eficiencia energética

Siemens se embarca en hacer ahorrar a hoteles y fábricas

Mejorará la eficiencia energética de la factoría de Ausonia en Jijona para que emita 294 toneladas menos de CO2.

Siemens se embarca en hacer ahorrar a hoteles y fábricas
Siemens se embarca en hacer ahorrar a hoteles y fábricas

El ahorro de energía es un tema que preocupa cada vez más al sector privado y público. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ya afirmó la semana pasada, después de aprobar una subida del recibo de la luz del 9,8%, que, dadas las características especiales de España, la "única arma" que tiene el país, las empresas y los consumidores para contener los precios de la electricidad es "el ahorro energético". En esta línea, Siemens ya trabaja desde hace cuatro años en España para mejorar la eficiencia energética de edificios del sector terciario e industrias.

Según explican desde la empresa, su último contrato supone ayudar "a Arbora & Ausonia, líder del mercado ibérico de productos higiénicos absorbentes, a convertirse en una empresa más respetuosa todavía con el medio ambiente al implantar en su fábrica de Jijona (Alicante) medidas de ahorro y optimización de consumos que mejoren las instalaciones actuales". Con la instalación de sistemas de Siemens, Arbora & Ausonia reducirá sus emisiones de CO2 en 294 toneladas, detallaron.

Tal y como explica Luis Dueñas, director general de la división de Tecnologías para la Edificación de Siemens, el proceso comienza con un "prediagnóstico del edificio para ver si se pueden lograr ahorros suficientes que justifiquen la inversión".

Para que el proyecto sea viable, el ahorro tiene que ser del 20% o más

Según precisa Margarita Izquierdo, responsable de Soluciones de Eficiencia Energética, "para que el proyecto se considere viable, es indispensable que los ahorros energéticos que se consigan sean del 20% o más sobre la factura actual y que el periodo de retorno de la inversión no sea superior a los cuatro o cinco años". En este tipo de iniciativas, el objetivo es que los ahorros en la factura energética logren devolver, en un periodo razonable de tiempo, el capital dedicado a la mejora de las instalaciones.

El siguiente paso es realizar una auditoría en profundidad en la que se detallan las necesidades del edificio, las propuestas de Siemens, la inversión necesaria y el retorno previsto. Posteriormente se implantan las instalaciones.

En el caso concreto de Ausonia, las actuaciones "se van a realizar sobre la instalación de climatización actual que abastece a la nave de producción de los pañales Dodot y no suponen ningún cambio en los actuales equipos de producción". Siemens ha dotado la instalación de un sistema de control optimizado para su regulación eficiente. "Es fundamental tener un buen sistema de control que opere correctamente los equipos, casi tanto como que los equipos en sí sean eficientes", asegura Izquierdo.

Siemens instalará además "un sistema que generará de forma automática alarmas en tiempo real frente a cualquier anomalía, lo que incrementará la conducción eficiente de la instalación". Otra acción es aumentar la eficiencia de equipos como las bombas de circulación y suministro de agua, regulando la capacidad en función de la demanda.

Arbora & Ausonia se ha fijado unos objetivos de sostenibilidad que suponen una reducción del consumo de energía por unidad producida de un 10% para junio de 2012.

Dueñas constata que la preocupación por el medio ambiente y la reducción de la factura energética es cada vez mayor en la sociedad española. Además de en el sector privado, "que busca una mayor rentabilidad de sus instalaciones", "la concienciación desde el sector público se está incrementando", afirma. El directivo recuerda que "el Gobierno español pretende aplicar medidas de eficiencia energética a unos 2.000 edificios que están en este momento en fase de definición. Va a ser un proyecto completo y complejo que supondrá un impulso muy importante", afirma.

Los actuales clientes de esta división de Siemens, que se puso en marcha hace unos cinco años, son fundamentalmente "hoteles, industrias agroalimentarias, papeleras, acero y cadenas de distribución como Lidl o Mercadona, hospitales, edificios de oficinas. El foco es el sector terciario", dicen.

Dueñas asegura que este mercado no es maduro pero que "desde los promotores como Siemens, han de crear la demanda con actuaciones que se vean efectivas porque si no, solo aparece con concienciación individual o a través de la introducción de normativas".

Juntos en las pérdidas y las ganancias

Siemens es capaz de dar un paso más con sus clientes a la hora de garantizar los ahorros energéticos que se conseguirán con los procesos implantados. Se compromete hasta el punto de llegar a un acuerdo por el cual "si los ahorros están por debajo de lo previsto, Siemens asume la mitad de las pérdidas provocadas", explica Luis Dueñas. Eso sí, si superan lo pactado, "los beneficios se comparten también", asegura.

La empresa cuenta con un centro de operaciones remotas que permite monitorizar los procesos de modo que se den garantías, en la medida de lo posible, de los ahorros energéticos asegurados. Además, como explica Izquierdo, si algún proceso se desvía de lo previsto por mal funcionamiento, "podemos saberlo y corregirlo mucho antes de que llegue la factura eléctrica mandando un técnico, por ejemplo".