El Gobierno acusa a la oposición

Los bolivianos retiraron 200 millones de la banca por temor al "corralito"

Los bolivianos retiraron al menos 200 millones de dólares de los bancos por temor a un "corralito" o retención de depósitos y a una apreciación brusca de la moneda boliviana, informó hoy el Gobierno que acusó a la oposición de propagar rumores en ese sentido.

El ministro de Gobierno (Interior), Sacha Llorenti, dijo que esa cantidad de fondos fueron retirados por los ahorradores de las entidades financieras, según la agencia estatal ABI.

Según el alto funcionario, el empresario de cemento y opositor Samuel Doria Medina, jefe de la fuerza Unidad Nacional, habló de rumores sobre la apreciación fuerte de la moneda boliviana frente al dólar y causó que los ahorradores retiren sus dólares.

"Esa declaración forma parte de un terrorismo financiero que provocó la salida al día siguiente de unos 200 millones de dólares retirados de la banca", dijo Llorenti.

Los depositantes sacaron su dinero de los bancos pese a que el presidente Evo Morales había sostenido que no se produciría un "corralito" bancario o retención de los depósitos.

El retiro masivo de dinero se produjo el miércoles posterior al anuncio del gobierno de Evo Morales producido el 26 de diciembre de subir entre un 57 % y un 82 % el coste de los carburantes, lo que desató durante una semana varias protestas sociales que le obligaron a retroceder en esa medida seis días después.

El ministro de la Presidencia, âscar Coca, dijo hoy en rueda de prensa que el Gobierno "está en proceso de aclarar" y identificar a las fuentes del rumor sobre el "corralito" para que sean sancionados de acuerdo a la ley.

Para Coca, las supuestas opiniones vertidas por Doria Medina fueron "irresponsables" pero no lograron su objetivo de desestabilizar el sistema económico del país gracias a su "fortaleza financiera".

El diputado de Unidad Nacional Jaime Navarro dijo a la prensa que las acusaciones contra su jefe Doria Medina reflejan que el Gobierno busca un "chivo expiatorio" sobre los problemas de la semana pasada. "El cojo echa la culpa al empedrado", apuntó Navarro.

En Bolivia, los depósitos bancarios en moneda local y extranjera equivalen actualmente alrededor de los 9.000 millones de dólares, mientras que las reservas internacionales del Banco Central están cerca de los 10.000 millones de dólares.