El nuevo grupo opera desde el sábado

El banco de Caja Madrid espera ganar 2.000 millones en 2013

Banco Financiero y de Ahorros echó a andar el pasado sábado. Esta entidad, que actúa de cabecera de la fusión virtual en la que participan Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja, prevé obtener un beneficio próximo a los 2.000 millones de euros en 2013.

Con el inicio del nuevo año ha comenzado a operar en el mercado español el grupo financiero formado por Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caja de Ávila, Caixa Laietana, Caja Segovia y Caja Rioja. Es el tercer banco del país por tamaño, con 340.000 millones en activos, y el primero por volumen de negocio en banca comercial y de empresas (más de 390.000 millones).

El nuevo Grupo, cuya razón social es Banco Financiero y de Ahorros, SA, tiene la sede social en Valencia y la operativa en Madrid. La entidad cuenta ya con una web corporativa, www.bancofinancieroydeahorros.com, que permite acceder a toda la información legal, financiera e institucional, hechos relevantes, presentaciones a inversores, documentación corporativa y a la oficina de prensa, entre otros contenidos.

Sinergias y nueva marca

La fusión de los siete socios va a permitir a la nueva entidad obtener unas sinergias, que alcanzarán los 500 millones de euros anuales a partir de 2013. Para conseguirlo, el nuevo grupo llevará a cabo una intensa política de ahorro de costes y espera obtener un beneficio próximo a los 2.000 millones de euros en 2013.

En una nota el banco asegura que dará a conocer en breve su nueva imagen comercial. Junto al desarrollo del nuevo nombre y logotipo, la entidad ha establecido un plan de despliegue de marca, que comenzará a implantarse en la página web corporativa, en las comunicaciones institucionales y a clientes y en todas las identificaciones externas de la nueva entidad, mediante un proceso de convivencia con las marcas de las siete cajas que integran el SIP.

El nuevo banco es líder desde su nacimiento en banca comercial en España, con una cuota de mercado del 11,8% en depósitos y del 11,4% en créditos. Tiene presencia en todas las provincias españolas y en diez de ellas posee una cuota de mercado superior al 10%.