Para suavizar la denominada guerra del pasivo

Ordóñez pone límites a los depósitos de cajas ayudadas por el FROB

El Banco de España ha advertido a las cajas de ahorros que han recibido ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) que moderen los tipos de interés que ofrecen por los depósitos, que en ningún caso deberán superar a los ofrecidos por entidades que no han sido ayudadas con dinero público.

El supervisor pretende con esta medida establecer "criterios y restricciones" que suavicen la denominada guerra del pasivo que se libra en el sector financiero español, en la que algunas entidades están ofreciendo intereses más altos que el precio oficial del dinero, destacaron fuentes financieras.

De esta forma, el supervisor pretende que "a priori" la política comercial que se realiza en el sector financiero español no sea tan agresiva. Sin embargo, el organismo dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez admite que "excepcionalmente", las entidades que hayan recibido fondos públicos pueden realizar ofertas "puntuales" y "puramente defensivas" para evitar la fuga de clientes a la competencia.

Estas ofertas solo se podrán hacer a clientes que hayan anunciado a la entidad en cuestión su intención de trasladar sus fondos a otro banco o caja, y no se les podrá ofrecer en ningún caso un interés superior al de la firma cuya oferta pretendan contratar.