El selectivo pierde un 17,43% anual

La crisis de deuda convierte al Ibex en el peor de una Europa asimétrica

Lejos de recuperar terreno, el Ibex ha echado al cierre del ejercicio con un recorte del 17,43%. Con este descenso, el selectivo se ha alzado como el peor índice de una Europa dividida en dos por la crisis en el mercado de deuda. El sector bancario, una vez más, se ha convertido en el centro de las ventas. El euro, por su parte, también ha sufrido las consecuencias de la incertidumbre que han despertado algunas economías como Grecia, Irlanda, Portugal o España. En la última jornada del año, la Bolsa española ha perdido un 1,23%.

El Ibex vuelve a perder terreno.
El Ibex vuelve a perder terreno.

El año 2011, sin duda, ha sido un nuevo ejercicio marcado por la crisis. Sin embargo, desde que comenzara, en verano de 2007, ha cambiado permanentemente de cara. Y este año ha adoptado la forma de una crisis de deuda soberana. Europa se ha dividido en dos y las dificultades se han cebado en algunas economías.

En concreto, este año ha sido el año del rescate de Grecia, de la posterior intervención de Irlanda y de las dudas sobre la solvencia financiera de otros países como Portugal, Hungría o España. Las agencias de calificación no han dudado en rebajar el rating de algunos países y los organismos internacionales y algunos Gobiernos han aprobado medidas para reducir el déficit y respaldar económicamente a las economías con mayores dificultades financieras.

La crisis en el mercado de deuda ha sido, sin duda, la responsable de las abultadas pérdidas de algunas Bolsas. Las primas de riesgo de algunos países como España, Grecia o Irlanda han marcado máximos históricos y los mercados de renta variable no han dudado en reflejar los miedos. En concreto, el Ibex ha restado un 17,43%, las mayores pérdidas del Viejo Continente. Los 11.940 puntos con los que daba la bienvenida al año 2010 también han quedado lejos. El selectivo español ha despedido el ejercicio en los 9.859 puntos.

SANTANDER 1,55 0,23%
IBEX 35 6.628,30 -0,23%

En el resto de Europa, Londres ha sumado un 10,31%, París ha restado un 2,17% y Fráncfort ha recuperado un 16,06%. La Bolsa de Nueva York también ha vivido un ejercicio esperanzador y sus principales índices acumulan ganancias alrededor del 11%.

"El ejercicio que termina ha estado presidido por una permanente incertidumbre asociada a un crecimiento incipiente pero débil en las economías avanzadas y sus consecuencias sobre la digestión de los grandes volúmenes de deuda contraídos por el sector privado en la incubación de la crisis y por el sector público para tratar de superarla. En este escenario, el proceso de recuperación de la estabilidad financiera, que parecía más o menos controlado, ha sufrido retrocesos importantes", explica Bolsas y Mercados Españoles en su Informe de Mercado 2010.

Los bancos vuelven a ser centro de la quema

Salvo excepciones, los bancos son los valores más castigos del año dentro del Ibex 35. Y es que el ejercicio no ha sido nada fácil. Los bancos como sector están bajo una enorme presión e incertidumbres, que son mayores en el caso de la banca española. La crisis de la deuda española, con un alto porcentaje en las carteras de la banca ha sido una de las razones de este castigo bursátil del sector.

Los grandes bancos que están más internacionalizados y que su negocio está más diversificado han sido castigados igual que el resto. Así, Santander y BBVA han despedido el año con descensos respectivos del 30,48% y del 38,19%. Por su parte, Banesto y Popular han encajado unas pérdidas del 27,57% y del 25,15% respectivamente.

Tal y como explica Rafael Romero, director de inversiones de Unicorp Patrimonio, el año que viene no presenta mejores perspectivas para el sector. "Se presume un aumento de los requisitos de capital, la posibilidad de tener que aumentar provisiones por pérdidas de valor de inmuebles adquiridos y el aumento de la morosidad, y la dificultad de renovar los fuertes vencimientos en un ambiente ciertamente hostil hacia España por parte de los inversores foráneos", comenta.

Por si fuera poco, los bancos también están en el punto de mira de las agencias de rating. Moody's tiene al sector en perspectiva negativa. Según el informe 'Banking System Outlook for Spain' publicado por Moody's recientemente, los bancos no se pueden mantener al margen de la mala situación de la economía, el constante deterioro de la calidad de los activos y los planes de austeridad fiscal del Gobierno español. a agencia estima que los bancos españoles tendrán que hacer frente a "pérdidas económicas" de hasta 176.000 millones de euros debido a dotaciones y reservas, una cifra de la cual las entidades "sólo han reconocido la mitad (88.000 millones)".

Iberia, el valor más rentable

Pero no todo han sido pérdidas. El año ha sido positivo para algunos valores del selectivo que se han visto impulsados por movimientos corporativos como ha sido el caso de Iberia, que ha recuperado un 68,25% en medio de la integración con British Airways. Por su parte, Inditex ha sido otro de los afortunados que se ha salvado de la quema con buena nota. De hecho, el grupo textil se ha revalorizado un 29,35% apoyado por su proceso de expansión exterior que le ha permitido poner a mal tiempo buena cara y hacer frente a la crisis.

El Mercado Continuo despide el ejercicio 2011 con dos nuevos valores: Amadeus, que volvió a cotizar después de varios años fuera del parqué, y Green Power, la filial de energías renovables de la italiana Enel, que decidió debutar en Bolsa en noviembre tanto en Milán como en Madrid. Además, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) ha aumentado sus valores miembros en los últimos doce meses. Gowex, Nostrum o la operadora de telecomunicaciones Eonia Telecom son algunas de las compañías que han saltado al parqué.

El euro, otra víctima

En el mercado de divisas también ha habido un principal damnificado. El euro, que comenzó el año cambiándose a 1,4321 dólares, ha despedido el ejercicio a 1,3273 'billetes verdes'.