Es el tercer encuentro

Los sindicatos de Cajasur esperan conocer este jueves la propuesta de BBK para el ajuste de plantilla

Aspromonte, sindicato mayoritario en Cajasur, espera, al igual que CCOO y UGT, conocer este jueves, por boca de la representación de BBK, cuál es su propuesta concreta para llevar a cabo el pretendido ajuste de plantilla en la caja cordobesa, de cara a su integración en el BBK Bank, que gestionará la entidad desde el próximo 1 de enero.

En declaraciones a Europa Press, el vicesecretario de Relaciones Exteriores de Aspromonte, Antonio Luis Cuesta, ha explicado, respecto a la que será la tercera reunión celebrada en Córdoba entre representantes de la caja vasca y de los sindicatos de CajaSur para negociar la reducción de plantilla en ésta última, que su sindicato confía en que "la empresa ponga sobre la mesa, al menos en términos generales, su propuesta de ajuste de plantilla", para lograr el ahorro en costes laborales que busca, de entre 40 y 45 millones de euros.

Cuesta entiende que BBK tendrá presente la propuesta que, con tal objetivo, le entregó Aspromonte a la empresa en la anterior reunión, del pasado 16 de diciembre, y mediante la que dicho sindicato plantea lograr "el ahorro de costes laborales en dos partes, una de ajuste estructural y otra de ajuste coyuntural", con el resultado de que, "sumadas, ambas partes entran en la horquilla de ahorro que BBK considera necesario".

En concreto, el denominado ajuste estructural propuesto por Aspromonte "pretende dar respuesta al sobredimensionamiento que existe en la plantilla de CajaSur, lo que implicaría desvinculación laboral de la empresa", para un número no precisado de empleados, "pero sólo mediante prejubilaciones y bajas incentivadas voluntarias".

Por otro lado, el llamado ajuste coyuntural "responde a una necesidad de ahorro de costes laborales adicional motivada por la crisis financiera general, siendo éste, por tanto, un ahorro necesario, pero que tiene un carácter temporal y no sería estrictamente preciso dentro de un tiempo, cubriéndose con medidas tales como reducciones de jornada y suspensiones temporales de contrato y, lógicamente, no conllevaría la destrucción de ningún puesto de trabajo".

El de este jueves es el tercer encuentro y último, entre empresa y sindicatos, antes de la constitución formal de la mesa laboral el próximo enero, habiéndose comprometido la empresa a completar la entrega de documentación que le reclaman los sindicatos y a "abordar también con la representación sindical la situación de los compañeros de la Obra Social y Cultural", según ha destacado Cuesta.