Cierra el proceso de revisión de costes hasta 2013

El Gobierno dice que sube el recibo de la luz "por necesidad y responsabilidad"

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, respondió ayer a las críticas sobre la subida del precio de la luz afirmando que lo hacen "por necesidad y por responsabilidad". Con el real decreto ley presentado la semana pasada, el Gobierno "da por concluido el proceso de revisión de los costes del sistema eléctrico hasta 2013".

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, compareció ayer ante la prensa para hacer frente a las críticas que, desde todos los sectores, le han llovido al Gobierno desde que decidió aprobar una subida de la Tarifa de æscaron;ltimo Recurso (TUR) de la luz del 9,8% y del gas del 3,9% a partir del próximo sábado 1 de enero. El ministro aseguró ayer que la luz subirá en enero por una cuestión de "necesidad y responsabilidad". Recalcó que el Gobierno "trabaja para que no se repitan los incrementos".

Sebastián resaltó que, si bien tienen previsto subir en la revisión de marzo la parte de los costes regulados (que constituyen el 55% del precio de la electricidad y que incluye los costes de las infraestructuras, el transporte o las primas a las renovables), intentará no subir la tarifa. El ministerio cuenta con unas estimaciones que marcan que previsiblemente en ese momento bajará el precio de la energía por motivos estacionales. Aprovechará para encarecer los costes regulados en el mismo porcentaje "de modo que la cuenta quede a cero y no haya que tocar el recibo", aseguró. Así evitará que se dispare el déficit de tarifa, deuda que el Gobierno se ha comprometido a eliminar para 2013.

El ministro adelantó además que una vez aprobado el Real Decreto Ley de medidas urgentes para recortar costes en el sistema eléctrico, el Gobierno no prevé nuevos recortes significativos en lo que queda de legislatura. "Damos por concluido el proceso de revisión de costes hasta 2013", señaló. Este proceso evitará, a juicio de Sebastián "una subida considerable de la tarifa" al recortar costes en cerca de 1.600 millones al año.

La subida supondrá "poco más que el precio de un café" al mes, según Sebastián

La subida de enero supondrá "poco más que el precio de un café" por persona al mes, según sostuvo ayer el ministro, que cifró el incremento en 1,7 euros mensuales para cada uno de los consumidores de un hogar medio. Industria calcula que cada hogar pagará 3,2 euros más al mes.

Razones de la subida

Uno de los motivos de la subida, afirmó, es la caída de la demanda y la crisis, que han hecho que "el coste unitario de las infraestructuras aumente". Sebastián defendió además la subida como una medida "necesaria" para responder al problema "coyuntural" del encarecimiento del crudo y al "estructural" del déficit de tarifa, que se está convirtiendo en un "factor de inestabilidad" para el sistema eléctrico.

Otro "factor coyuntural" al que aludió el ministro es el coste del real decreto del carbón, que explica "cerca de un 3% de la subida". El carbón, dijo, "es la única fuente energética autóctona propia y española, mejora la seguridad de suministro y tiene dimensión social en muchas regiones. Hay que protegerlo".

El ministro defendió además el sistema de formación de precios en el mercado mayorista de electricidad, el llamado pool, que "funciona razonablemente bien". Afirmó que "no es verdad que España tenga la luz más cara de Europa", ya que su nivel está por debajo de los de Suecia, Alemania o Italia.

El ministro recordó también que los consumidores de menos de 3 kilovatios (kW), familias numerosas, familias con todos los miembros en paro y pensiones mínimas pueden disfrutar del bono social. Sebastián criticó a las eléctricas por no haber fomentado ni informado suficientemente a los usuarios de la posibilidad de acogerse a esta tarifa más beneficiosa. Anunció que el Gobierno emprenderá una campaña para que esta medida pase de beneficiar ahora a tres millones de hogares a hacerlo a cinco millones.

La Fundación Renovables critica la opacidad del sistema eléctrico

La Fundación Renovables (FER) criticó ayer en un comunicado que "algo no cuadra y alguien no ha dicho la verdad" en los recortes de costes del sistema eléctrico aprobados por el Gobierno si tras la rebaja de la retribución a las energías renovables es necesaria una subida en la luz.

La FER cree que el modelo energético "oculta un gran engaño a la sociedad". Aunque "el ministerio acusó directamente en un documento a las renovables de ser las causantes de las subidas del recibo de la luz", la fundación considera que el incremento se debe en primer lugar al "error de crear y consolidar el déficit tarifario" del Partido Popular (PP) y a "no tener la voluntad de corregirlo" por parte del PSOE.

En segundo lugar, la FER considera que basar el modelo energético en "energías fósiles, caras y no controlables" también afecta al encarecimiento de la luz. Destaca que "desde que hay subastas se ha subido siempre el precio de la luz".

El precio del butano aumentará 40 céntimos a partir de enero

El precio máximo de venta de la bombona de butano subirá 40 céntimos de euro a partir de enero, según anunció el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, durante una rueda de prensa ayer. Esta revisión afectará a los entre ocho y diez millones de usuarios en España que aún usan el gas butano.

Este incremento equivale a aplicar una subida del 3,13% sobre el precio de una bombona media de 12,5 kilogramos, que pasará de costar 12,79 euros a 13,19 euros.

El precio es el resultado de aplicar la revisión automática de costes e integrar la evolución del precio de las materias primas. El ministro recalcó que "esta subida responde a una fórmula automática sobre la que el Gobierno no tiene control" pero que también responde a la subida del precio del petróleo.

En octubre, el Gobierno aplicó un incremento del 2,81%. Este combustible se ha encarecido en un 16,6% acumulado en lo que va de año.

Las cifras

5 millones de clientes pueden acogerse al bono social, una tarifa eléctrica más beneficiosa y que no se va a subir en enero.

3% de la subida de la luz responde al coste del real decreto del carbón.

20.000 millones es la cifra a la que asciende ya el déficit de tarifa, deuda que el Gobierno pretende saldar para 2013.