Con perspectiva "negativa"

Standard & Poor's mantiene la calificación ''AA'' a la Comunidad de Madrid

Standard & Poor''s ha emitido un informe en el que confirma que la Comunidad de Madrid mantiene la calificación ''AA'' con perspectiva ''negativa''.

Así, la agencia calificadora señala que "los resultados presupuestarios recientes" de la Comunidad de Madrid y las previsiones a medio plazo indican "un crecimiento relativamente importante del endeudamiento regional".

Además, Standard & Poor's asegura que "es probable que la economía regional continúe viéndose afectada, en el medio plazo, por una alta tasa de paro", lo que justifica una perspectiva ''negativa'' que refleja la "falta de certidumbre sobre una estabilización de los niveles de endeudamiento antes de 2012".

"La calificación crediticia refleja la riqueza y la competitividad de la economía regional, que se traduce en bases imponibles elevadas, tal y como refleja la cifra de ingresos impositivos per capita", ha afirmado el analista de Standard & Poor's Alejandro Casas.

Además, el analista ha señalado que la calificación también refleja la valoración "globalmente positiva" que la empresa hace del sistema de financiación autonómico, que tras su reciente reforma dispone de "fondos adicionales", lo que "ha dado lugar a un incremento de la autonomía financiera regional".

Por último, los "cuasi insignificantes pasivos contingentes son también un factor positivo" en la calificación de la Comunidad de Madrid, según Casas.

Sin embargo, "la calificación crediticia tiene en cuenta el reciente deterioro presupuestario" que se anticipa ya que, a pesar de que Standard & Poor's augura que "el desempeño presupuestario de la región continuara superando al resto de comunidades autónomas", la región tendrá "déficits relativamente importantes, por lo menos, hasta 2012".

"Debido a lo anterior, nuestro escenario base prevé que la ratio de deuda total creceré hasta sobrepasar el cien por ciento de los ingresos corrientes a cierre del mencionado año, magnitud que está por encima de la mediana de entidades comparables a nivel europeo calificadas en la categoría ''AA''", ha justificado Casas.

Además, otro factor negativo de la calificación crediticia es "el carácter social y, por ende, rígido de los gastos corrientes" ya que la Comunidad de Madrid "dedica más de dos tercios de su presupuesto a sanidad, servicios sociales y educación".

Perspectiva "negativa"

Con respecto a la perspectiva ''negativa'', refleja la "falta de visibilidad sobre la vuelta a unos presupuestos equilibrados o a déficits bajos que permitiesen vislumbrar, en los próximos dos años, la estabilización de las ratios de deuda", según Casas.

Asimismo, también tiene en cuenta "el escenario económico negativo, que incluye un elevado nivel de paro en el contexto europeo que lastrará el crecimiento de los ingresos en los próximos años".

Por ello, manteniéndose el resto de factores estables, Standard & Poor''s consideraría una bajada de la calificación crediticia de la Comunidad de Madrid si los niveles de endeudamiento evolucionaran en línea con un control "más laxo" tanto de gastos corrientes como de inversiones, dando lugar a un endeudamiento total superior que alcanzaría según sus cálculos el 120 por ciento de los ingresos corrientes estimados para 2012.

También consideraría rebajar la calificación si no hubiera "visibilidad de que la Comunidad empiece a estabilizar su deuda después de 2012" o si "se produjese un deterioro de la posición de tesorería de la región", lo que llevaría a valorarla como ''negativa'' en vez de ''neutral''".

"Creemos que la probabilidad de que se presente este escenario seria mayor si continuasen las dificultades de acceso a los mercados de capitales mayoristas o si sólo fuese posible acceder a tipos de interés insostenibles y/o si el fondo de maniobra negativo se deteriorase", matizan desde la agencia calificadora.

Por contra, Standard & Poor's señala que revisaría la perspectiva al alza, cambiándola a ''estable'', si la región obtuviera unos resultados en línea o mejores que su escenario base, o si se ganase visibilidad sobre una vuelta al equilibrio presupuestario o a niveles de déficit bajos en el medio-largo plazo, porque eso permitiría "anticipar una estabilización de los niveles de deuda a partir de 2012".

"En nuestra opinión, este escenario sería tanto más posible si las asunciones que tiene la Comunidad de Madrid sobre los ingresos para 2012 se confirman", añade Casas.

Por último, la compañía señala que "en caso de que se produjese una rebaja de la calificación crediticia del Reino de España (AA/A-1+/Perspectiva Negativa) se desencadenaría automáticamente una rebaja de la calificación de la Comunidad de Madrid".