IU, ERC y BNG votarán hoy en contra del informe

La edad de jubilación marca la fractura en el Pacto de Toledo

Esta vez no habrá consenso total en el informe para la reforma de las pensiones que saldrá hoy de la comisión del Pacto de Toledo. La izquierda parlamentaria votará en contra del conjunto de las recomendaciones, sobre todo por su rechazo al aumento de la edad legal de jubilación.

La edad de jubilación marca la fractura en el Pacto de Toledo
La edad de jubilación marca la fractura en el Pacto de Toledo

La elaboración de las recomendaciones que saldrán hoy de la comisión del Pacto de Toledo ha pasado por varias fases. Después de un trabajo de semanas para respetar el calendario impuesto por el Gobierno, hoy se votará el conjunto del informe, un trámite en el que se comprobará que el consenso ha sido imposible. El bloque de la izquierda parlamentaria que se encuentra más próximo a las tesis de los sindicatos, integrado por Izquierda Unida, el Bloque Nacionalista Gallego y Esquerra Republicana, votará en contra del documento de recomendaciones, sobre todo por su firme rechazo al aumento de la edad legal de jubilación y al incremento del periodo temporal que se utiliza para calcular las pensiones.

De esta forma, los diputados Gaspar Llamazares, Olaia Fernández y Joan Tardá, anunciarán sus votos particulares a un informe que consideran está hecho por parte del PSOE con la suficiente ambigüedad como para dejar las manos totalmente libres al Gobierno a la hora de elaborar el proyecto de ley que José Luis Rodríguez Zapatero se ha comprometido a aprobar en el Consejo de Ministros del 28 de enero.

La representante del BNG, Olaia Fernández, señaló ayer a este periódico que en esta ocasión las reuniones del Pacto de Toledo han sido para el Gobierno "puro trámite", ya que desde el principio tenía claro los aspectos de la reforma que quería incorporar al proyecto de ley, con o sin acuerdo.

La auténtica negociación llegará al Congreso cuando el Gobierno presente este proyecto y es muy probable que para entonces ya haya conseguido el respaldo inequívoco del PNV y de Convergència i Unió, los dos grupos más comprometidos, quizás, con la idea de acometer una reforma ambiciosa del sistema de pensiones.

Lo más probable es que hoy el PP vote a favor del informe de recomendaciones y que en el pleno previsto para finales de enero presente un voto particular en el que exprese su rechazo al aumento forzoso de la edad de jubilación.

El ala izquierda del PSOE se hace oír

La contestación dentro del PSOE a la reforma de las pensiones, tal y como quiere ser articulada desde el Gobierno, se empieza a dejar oír. El diputado socialista José Antonio Pérez Tapias, adscrito a la corriente Izquierda Socialista, aboga en su página de internet por recuperar "en serio", el diálogo con los sindicatos pues, en su opinión, "el puro endurecimiento de los ajustes no es el camino más corto" para salir de la crisis.

El parlamentario socialista hace un llamamiento para que los 15 días que el Gobierno y los sindicatos se han dado para negociar sobre la reforma de las pensiones, el reglamento de la reforma laboral y la negociación colectiva, sean "aprovechados al máximo para dialogar en serio", y no para hacer un mero "paripé", pues los ciudadanos, asegura, no lo entenderían.